Milagros dominicales
Primeros tantos en el torneo para Benítez. Foto: DyN

Independiente triunfó 3 a 1 sobre Olimpo en el estadio Libertadores de América, en el debut del técnico Mauricio Pellegrino, con un doblete de Martín Benítez y uno del colombiano José Valencia, mientras que para la visita había empatado momentáneamente Joel Acosta.

Pellegrino, el examen del día

El ex entrenador de Estudiantes, asumió en Avellaneda con cierto rumor por parte de los hinchas pero había una pretemporada enfrente y trabajó para empezar con el pie derecho. Así lo hizo pero le costó bastante. El técnico le dio confianza a ciertos jugadores y le respondieron con goles. El equipo tuvo que trabajar mucho la victoria ante un Olimpo necesitado que parecía despertar con los goles que le metían y había que bancarlo, justamente la faceta que más le costó al Rojo en todo el encuentro y, se podría decir, en el campeonato: la defensa. Primer cita aprobada, o más bien pasada para poder seguir limando su idea y ¿a la espera de la llegada de refuerzos?

Problemas de retaguardia

El rival no era el más problemático del torneo y sus números lo reflejan: antepenúltimo, una sola victoria y solamente seis goles (siete con el de Acosta). Con todas esas debilidades, el Aurinegro supo desestabilizar a la defensa roja y justamente pudo aprovechar las dudas que tuvo el fondo con el gol del ex jugador de Boca Juniors. Los 90 minutos dejaron a la vista que el trabajo de la semana se tiene que depositar en esta faceta del plantel. Ajustar las inquietudes de marca que persisten siempre, la conexión entre los centrales y remarcar los relevos cuando el equipo va al ataque.

Pisano y Méndez, los creativos

Ambos fueron los dueños de los mejores momentos del Rojo en el partido. El primer gol se elaboró tras una gran jugada individual de Jesús Méndez que posteriormente definió Valencia y Matías Pisano desbordó por la derecha para el tanto definitorio de Benítez. De distintas maneras los dos generaron mucho en ataque, ya sea por su explosión como es el caso del último nombrado o tal vez abriendo el juego por el lado del ex Rosario Central. No se sabe si es positivo o negativo, pero el equipo, en su primera aparición de la mano de Pellegrino, se mostró Méndez-Pisano dependiente.

Milagros dominicales

Con Pellegrino llegaron algunos milagros, aunque fueron positivos y que por bien del equipo es mejor que sigan apareciendo, los goles de Valencia y Benítez fueron milagros. De arranque nomás, Valencia tuvo dos chances que no pudo concretar: habilitación de Pisano para cabecear solo casi en el punto penal y misma combinación para definir mano a mano pero esta vez con atajada de Nereo Champagne y casualmente, tras esa respuesta del arquero rival, apareció Benítez con un cabezazo que tuvo que salvar en la línea Juan Manuel Cobo. El noveno partido para el centrodelantero colombiano y primero gol, haciendo cumplir la ley del ex. Por otra parte, el canterano llegó a los 5 goles con la camiseta de Independiente y esperará que este día sea un partido que haga renacer su carrera futbolística, después de los goles contra el equipo rival que lo vio debutar por el año 2011.

Pensando en lo que viene, el Rojo visitará el próximo domingo a las 21.30 a Temperley que viene de empatar 1 a 1 en el Monumental con River. Otro partido difícil ante un equipo humilde que peleará por robarle puntos a otro grande. Mientras, el conjunto de Avellaneda se posicióna décimo tercero con 23 puntos.

Goles de Independiente hoy:

VAVEL Logo