Una Copa más y sigue la alegría
Equipo festejando la Suruga Bank (Foto: Cariverplate)

Piernas cansadas por tanto viaje y poco tiempo de recuperación luego de la final ganada en Argentina ante Tigres que le dio la Copa Libertadores de América al Millonario luego de 19 años. Un equipo que en la previa parecía que iba a complicar más, fue apabullado por La Banda de Napoleón que no dejó que el rival tuviera esperanzas de ganar el encuentro y así se quedó con el 4 titulo internacional en un año bajo el mando de Gallardo.

Rápidamente, el once que paró el director técnico, con algunas ausencias por lesión o decisiones personales como la de Fernando Cavenaghi, conquistó Osaka y se puso arriba en el marcador con otro gol del Pato Sánchez que demuestra día a día la autoridad que se requiere para vestir el Manto Sagrado.

Un penal ejecutado a la perfección, cobrado por el árbitro chino que vio como voló Bertolo por un patadón y cobró sin dudar. Fuerte, al medio y 1 a 0 River.

El Millonario estaba dispuesto a liquidar con velocidad las acciones que transcurrirían en los 90 minutos en el caluroso estadio que albergó a los hinchas. Después del gol de Sánchez, el equipo del Muñe continuó con la temática de ahogo para con el rival y llegó el gol de Mercado. Si, Gabriel otra vez anotó, desde un córner y ante una defensa permisiva, demasiado permisiva para el campeón de América.

Errores mínimos en la defensa, y un Barovero que quedó pagando en la primera que tuvo pero que luego se recuperó, hicieron esperanzar a los hinchas del Gamba Osaka, pero después del susto, el Millo se acopló y no dejó que el conjunto nipón se acercara al arco de Trapito.

El segundo tiempo, que contó con cambios, cambios y más cambios, tuvo el ingreso chispeante y veloz del Pity Martínez, quien fue el hombre que liquidó el partido en una jugada personal donde ingresó por el costado derecho del campo de juego y definió al ángulo más lejano del arquero del Gamba Osaka.

Partido listo, un equipo que se muestra como implacable y un plantel que sigue acumulando estrellas. El presidente de River, Rodolfo D’Onofrio se mostró feliz de ser la máxima autoridad de estos guerreros: "Como equipo, éste va a quedar en la historia por el carácter y la actitud. Siempre tenes que destacar al equipo", destacó Rodolfo.

River sigue ganando y volverá feliz de Japón. Otra estrella, otra Copa Internacional ganada y con contundencia. Este equipo parece no tener techo y está a la altura de los más grandes del mundo. Felicidades campeón, una vez más representaste de manera efectiva a la Argentina. Y en diciembre, otra chance de seguir haciendo historia, en el Mundial de Clubes.

VAVEL Logo