El Matador no levanta
El debutante, Santiago Izaguirre, pelea la pelota (fuente Web)

Belgrano y Tigre, tenían pactado medirse en la noche del viernes, por la vigésima fecha del torneo Julio H. Grondona. El Pirata ganando se acercaba a los de arriba y Tigre debía reponerse de dos derrotas consecutivas.

En la noche cordobesa comenzó el encuentro, el Mario Alberto Kempes se vistió de fiesta y fue testigo del encuentro. Ambos equipos empezaron apretando bien arriba.  Y la primera aproximación con peligro fue para Belgrano, pero Sebastian D´Angelo, que volvió al arco Matador, la despejó al corner. El Pirata avisó.

Ambos equipos llegaban con facilidad al área rival. A los 13´, la clara fue para Tigre. Carlos Chino Luna la peleó y se la ganó a los defensores del Pirata cordobés, y cuando estuvo mano a mano con Juan Carlos Olave, sacó un remate muy anunciado, al cuerpo del arquero, que se quedó con lo hubiera significado el gol para los de Victoria.

Era un partido entretenido de ida y vuelta, donde a ambos conjuntos le faltaba la punta final, no estaban finos en la definición.

Pero cuando el cronómetro marcó los 24´, el Pirata encontraría el gol. En una jugada muy desafortunada, donde D´Angelo logra controlar el peligro llevado por los delanteros rivales, pero al descolgar el centro se encuentra con la cabeza de su compañero, Leandro González Pirez, y la pelota rebota y le queda servida a Mauro Obolo, y el goleador no perdonó y facturó para los cordobeses.

El Matador abajo en el marcador, no se achicó y salió a buscar el gol. A los pocos minutos, Olave se equivoca en el área Pirata, pero Orzan remató desviado con el arco a su merced. La suerte no estaba del lado de los dirigidos por Gustavo Alfaro, el DT que cumplía 52 años de vida.

Con todo el equipo de Victoria tirado en ataque, Belgrano tendría la oportunidad de liquidarlo de contra pero Mario Bolatti, tenía la mira torcida y Tigre se salvaba de caer otra vez en el marcador.

Ya en la segunda mitad, Alfaro puso a otro delantero al campo de juego, y cambiaría su esquema favorito, pasaría de 4-4-2 conservador al ofensivo 4-3-3, Lechuga quería empatar el partido; adentro Sebastián Rincón por Horacio Orzan.

El Matador se hacía dueño de la pelota pero, no llegaba con claridad al arco defendido por Olave. Belgrano, parado de contra, tuvo una situación clarísima, que Sebastian D´Angelo llegó, con lo justo, a sacar con los pies.

Alfaro intentó, desde el banco, llevar más juego y peligro con los ingresos de Wilchez y Garate. Pero fue más de lo mismo. Y con los delanteros peleados con el gol, se hizo cuesta arriba el partido para los de Victoria, que sobre la hora tuvo el empate por medio de Martin Galmarini, pero Olave estaba en du noche.

Con la suerte que le pasó lejos,  un blooper increíble entre el defensor y el arquero, Tigre se volvió de Córdoba con otra derrota (tercera consecutiva). Mientras que Belgrano alcanzó los 37 puntos igualando a River (dos partidos menos) y a tres de los punteros, Boca y San Lorenzo.

VAVEL Logo