Faltan los resultados
Foto: Diario Olé

Este miércoles se puso en marcha la participación de los equipos argentinos en la Copa Sudamericana y entre ellos estuvo Arsenal, que recibió Sarandí a Independiente. El equipo de Caruso Lombardi salió a la cancha con un elenco alternativo al que usa en el torneo local en una clara demostración que la prioridad del club pasa por mejorar el mal momento en la máxima categoría.

Sin embargo, al igual que ante Racing el último fin de semana, el Celeste y Rojo fue superior a su rival. El Viaducto fue mejor en la primera mitad y dominó a un elenco rival que casi no tuvo chances de gol. El local propuso su juego por las bandas, a través de la creación por los costados. El más destacado de ellos fue Fernando Luna, quien aprovechó las subidas de Benítez para imponerse en la banda y luego generar peligro con centros amenazantes.

Después de tres oportunidades claras de gol, llegó la apertura del marcador. Un centro de Campos Toro mal despejado por el fondo de Independiente acabó en la posición de Lértora en la medialuna. Allí el mediocampista la controló con la cabeza y de volea sacó un derechazo formidable para poner un 1-0 que ilusionaba al conjunto local. De hecho, Arsenal cerró los primeros 45’ con chances de estirar la diferencia aunque en la última Albertengo erró un mano a mano ante Limia.

Sin embargo, el dueño de casa perdió el buen rumbo en la segunda mitad. Arsenal cedió la pelota a su rival y con ella el dominio del partido. El equipo de Caruso no supo cómo frenar a un Méndez que inició la reacción del visitante. Arsenal se posicionó cada vez más atrás en la cancha e intentó responder de contra. Pero se dio lo que anunciaba: Vitale con remate rasante puso el marcador en tablas, aunque el gol como visitante dejó en desventaja al Viaducto.

Si bien el 1-1 daba pie para que Independiente pase al frente, los de Pellegrino fueron bajando la intensidad y esto le dio la chance al Arse para volver a intentar marcar. Los ingresos de López y Carrera fueron buenos ya que le aportaron frescura y velocidad al equipo, aunque el mismo careció de definición. Sobre el final Trellez casi le da el triunfo al dueño de casa, pero su remate rozó el poste izquierdo lo que dejó el empate como resultado final.

De esta manera, Arsenal sigue mejorando desde el juego y, de a poco, va volviendo a tener la chance de jugar de igual a igual a los mejores rivales. Si bien el 16/9, cuando sea la vuelta, necesitará como mínimo un gol para avanzar de fase, el equipo va mejorando y falta que se concreten los buenos resultados para que también calmen un poco las aguas.

VAVEL Logo