Huracán cumplió el trámite y Tigre quedó afuera de la Sudamericana
Foto: Conmebol.

Finalmente no hubo milagro en Parque Patricios. El abultadísimo resutado a favor del Globo en la ida, encima en Victoria (5-2), prácticamente cerraron esta serie de Segunda Fase de la Copa Sudamericana, peró aún debían jugarse 90 minutos y Gustavo Alfaro pateó el tablero, jugando con 4-3-3, mientras que Eduardo Domíguez apostó por un equipo suplente, con una gran ventaja.

Con la obligación plena, el visitante comenzó apretando en ataque, pero rápidamente perdió la brujula y el Quemero, sin carburar de más, aprovechó teniendo la pelota, y contando con varios tiros libres. La primera chance la tuvo Iván Moreno y Fabianesi, bien tapada por Sebastián D´Angelo a los 18 minutos. Diez minutos más tarde, Mauro Bogado volvió a inquietar al arquero tigrense, lo que mostaba que el local estaba dominando el encuentro.

El único cosquillero del Matador fue a los 25´, en una buena acción enter Carlos Luna y Sebastián Rincón que culminó en un remate del colombiano, a las manos de Marcos Díaz. En el epílogo del primer tiempo, Tigre se acercó mediantes tiros de esquina, pero sin lograr concentralos en acciones manifiestas de gol.

En el complemento, Alfaro decidió no hacer cambios y Huracán apretó el acelerador: a los 2´del ST, D´Angelo volvió a responder ante un disparo de Bogado, y a los 13´, apareció por sorpresa Federico Mancinelli, un zaguero central, que en la medialuna definió como delantero y sentenció todo: 1-0, Tigre debía convertir cinco goles en media hora para avanzar.

El Quemero tuvo varias chances más para aumentar su ventaja (por medio de Iván Borghello), pero no estuvieron finos. Lechuga puso en cancha a Federico González, Facundo Sánchez y Lucas Wilchez tres de sus mejores jugadores, que mostraron ganas pero poco pudieron hacer ante un escenario de suma impotencia.

Sobre el final, Leandro Garate pudo empatar el partido de cabeza, pero Díaz lo tapó. En caso de hacerlo, poco iba a tapar el resultado general, que terminó 6-2 a favor de Huracán, que con Domínguez ganó el clásico anet San Lorenzo, enderezó el rumbo, sigue invicto y viajará a Brasil a jugar ante Sport Recife, por los octavos de final de la Copa Sudamericana. Por su lado, Tigre se despidió de toda lucha por un título este año y solo aspirará a disputar la Liguilla Pre-Libertadores, ya que su sueño copero se pulverizó, pero allá en el Coliseo.

El gol del encuentro

VAVEL Logo