Un año sin jugar
Foto: Olé

Brian Fernández fue suspendido por la Confederación Sudamericana de Fútbol y estará habilitado para volver a jugar el 9 de julio de 2016. Los dos casos de doping positivo, arrojados por el delantero de Racing, se produjeron en mayo pasado, luego de los encuentros ante Montevideo Wanderers, el 7 de mayo (en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores 2015) y frente a River, el 10 de mayo en el Monumental (en el marco de la Fecha 12 del Campeonato de Primera División).

La sustancia nunca fue informada, ya que en el comunicado de aquel 5 de junio solo se había explicado que "se detectaron sustancias prohibidas en la muestra de orina del frasco 7955, faja "A" 107378".

Fernández, luego de cumplir tres meses de sanción en AFA, había recibido una habilitación provisoria por la Justicia Argentina luego de que desde Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) presentaran un recurso de amparo para que pudiera jugar mientras esperaba la sanción de la Conmebol.

En aquella oportunidad, el Tribunal de Disciplina no dudó en bajarle el pulgar a Fernández, por consumo de “droga social”. De todas formas, Racing apelará la sanción junto a agremiados. 

Desde Conmebol no aceptaron el recurso legal que volvería a habilitarlo para jugar y emitió una dura sanción al ex delantero de Racing.

Tras estos dos hechos, la FIFA suspendió al delantero por tiempo indeterminado, hasta que la Conmebol le aplicara una sanción definitiva. Mientras tanto, Fernández se entrenó a la par de sus compañeros a la espera de una resolución, que llegó este martes cuando el Tribunal de Disciplina de la Confederación Sudamericana de Fútbol resolvió el castigo.

El delantero de 21 años fue suspendido de la actividad hasta el 9 de julio de 2016 y la medida le impide disputar partidos de orden internacional y nacional, por lo que no podría jugar en ninguna liga del mundo.

VAVEL Logo