'Te vez' campeón otra vez
(Foto: Prensa Boca Juniors)

Cuánto anhelamos tu regreso Carlitos, cada vez que el rumor crecía, desde nuestra casa brincábamos de alegría, cada indirecta tuya mandada desde Turín era un suspiro de nosotros, cada gol en el Calcio era un recuerdo de aquellos tiempos. ¿Quién diría que volverías a tu casa en plenitud?, ¿Quién diría que estarías dispuesto a bajar tu sueldo considerablemente?, ¿A que tu traspaso fuera algo sencillo para la directiva Xeneize en lo económico?. ¿Quién diría que volverías a ser campeón...?

La verdad es que nunca te fuiste, siempre en la memoria de los aficionados, no nos perdíamos ningún juego de tus equipos en Europa cuando participabas, en cada convocatoria de la albiceleste que no aparecías nos preguntábamos: "¿Y Carlitos?". Tus goles los cantábamos casi como tú, te presumíamos cuando resaltabas en la cancha sobre los demás: "Él es de Boca". Has ganado todo, campeonatos, aficiones, respeto y hoy: "Todo vuelve a la normalidad". Boca Juniors vuelve a ser campeón y que mejor manera que contigo, con aquél que de niño tuvo como principal sueño jugar en la Bombonera, después vino lo demás.

Templanza, coraje, humildad, éxito, garra, perseverancia, corazón e infinidad de palabras describen tu carrera. 

Idiomas, climas, compañeros, rivales, canchas, lesiones, nada te impidió que siguieras rompiendo las redes a donde quiera que fueras, un verdadero 'Apache' con puntería, destrozaste porteros, defensas, conformaste duplas inolvidables como con el Kün Aguero en el City y con Dimitar Bervatov en el United. Has jugado al lado de los, hoy, considerados "mejores futbolistas del mundo": Lionel Messi y Cristiano Ronaldo y ni ellos pudieron apabullarte o hacerte menos.

283 goles se dicen fácil y así lo haces ver. Tu olfato, la sencillez para encontrar el arco, tu compañerismo para asistir, tu hambre de ganar, no se comparan con nada. Prometiste venir de nuevo a Buenos Aires y ganarle a River, lo cumpliste, como todo buen hombre.

Si hay algo que falta en tu grandiosa carrera es triunfar en el Mundial con Argentina, probablemente y por los tiempos no te veamos levantar dicha copa, una lástima, pero a la vez una realidad.

¿Recuerdas tu primer gol con Boca ante Olimpia por la Copa Libertadores? ¿El 'gallinazo' en el Monumental? ¿Tu primer diana en Brasil al Inter de Porto Alegre? ¿Recuerdas tu primer gol en Inglaterra? ¿A Robinson del Tottenham tratando de atajar tu tiro libre? ¿Tu primer gol con los 'Red Devils' al Chelsea? ¿Tu primer gol con los 'Citizens' al Crystal Palace? Tu estreno goleador en Italia con la 'Vecchia Signora' frente al Lazio y por supuesto tu vuelta ante Banfield ¿recuerdas? Estoy seguro que serán grandes anécdotas grabadas en tu memoria y que prevalecerán ahí por toda tu vida.

En tu presentación de regreso al equipo de La Ribera no pudiste ganarte aún más el cariño con ésta frase: "Román es el máximo ídolo, no vengo a superarlo, vengo a hacer mi propia historia". Pero no te preocupes Carlitos porque en la historia bostera cabe más de un sólo héroe.

VAVEL Logo