El Globo retorna a las semifinales de un torneo internacional
Leyes, Houseman y Babington: Pilares de aquel Huracán. (Foto: Web)

La rica historia del club de Parque Patricios a nivel nacional no condice con sus rendimientos en el plano internacional. El Globo cuenta con pocas participaciones en los torneos continentales, pero los resultados que ha obtenido son innegables.

Ganarle a River la Supercopa Argentina 2014, le valió el acceso a la actual edición de la Copa Sudamericana. Por esas cosas que sólo entienden quienes creen en el destino y la magia del fútbol, será el club de Nuñez contra quien el Globo jugará las semifinales del mencionado torneo luego de dejar en el camino a Tigre, Sport Recife y Defensor Sporting.

En su primera participación en una Sudamericana, el conjunto quemero sorprendió a propios y extraños metiéndose entre los cuatro mejores de la competición. Sin embargo, no es la primera vez que estará entre los mejores de América: la Copa Libertadores de 1974 lo tuvo como principal protagonista.

Con un formato bastante diferente al actual, el Globo arrasó en la primera fase de aquel torneo, integrando el grupo A junto a Rosario Central, Colo Colo y la Unión Española.

No arrancó de la mejor manera, porque en Arroyito el Canalla lo superó 1 a 0; pero luego aparecería el nivel que lo postuló como uno de los mejores equipos del mundo: hilvanó 5 victorias consecutivas, ganándole  5-1 y 3-1 a Unión Española; 2-1 y 2-0 a Colo Colo, y 1-0 al club rosarino. Con estos resultados, debió jugar un partido desempate ante Central para acceder a la siguiente fase del torneo: en el Amalfitani, el Globo se impuso por 4 a 0.

Ese histórico triunfo le valió el pase a las semifinales, donde compartió grupo con Peñarol e Independiente, dos gigantes de la competencia que aparecían detrás de Huracán en el favoritismo de la opinión pública por el gran nivel que había desplegado el equipo de Parque Patricios en la primera fase.

La Copa Libertadores del 74 se vió interrumpida por el Mundial de Alemania de ese año. Según cuentan los que saben, aquella cita fue la que acabó con los sueños quemeros en la máxima competencia continental: Babington, Brindisi, Houseman y Carrascosa representarían a la Albiceleste en aquella Copa del Mundo. El rendimiento de la Selección Nacional no fue el esperado y finalizó en la 8va posición.

Luego del mencionado parate, las semifinales volvieron a disputarse. 5 meses después de haber vencido a Rosario Central en la cancha de Vélez Sarsfield, Huracán recibía a Independiente ante la atenta mirada de casi 40.000 personas.  Quemeros y Diablos igualaron en uno en la apertura del grupo A.


Después, llegó el turno de viajar a Uruguay. En el Centenario, el Globo volvió a empatar en un tanto, esta vez contra Peñarol.


En el tercer partido del grupo, Huracán se jugaba todas sus chances al visitar la Doble Visera de Cemento. Independiente lo superó por 3 a 0 y mostró la versión que lo llevaría a adueñarse nuevamente de la Copa.

El cierre del grupo quedó para las estadísticas. En el Tomás Adolfo Ducó, Peñarol despidió al club de Parque Patricios de la Libertadores con un contundente 3 a 0. Luego del Mundial, el equipo de César Luis Menotti no volvió a funcionar de la misma manera y lo terminó pagando caro.

Hasta el momento, ese encuentro fue el último de Huracán en la semifinal de un torneo continental. El jueves en el Antonio Vespucio Liberti, el plantel de Eduardo Domínguez seguirá escribiendo la historia grande del Globo y buscará obtener un buen resultado que le permita soñar con meterse en la final. 

VAVEL Logo