El reencuentro de los goleadores
Alario y Mora, festejando (Foto: Olé).

En el último tiempo, hubo una fuga incesante de delanteros, que diezmaron la jerarquía del plantel. Teo Gutiérrez, Gio Simeone, Lucas Boyé, Juan Kaprof y Fernando Cavenaghi emigraron. Sin embargo, Marcelo Gallardo supo tener un as bajo la manga: Lucas Alario, el delantero que llegó sin hacer mucho ruido desde Colón pero que resultó vital para ganar la Copa Libertadores, sumado a que Rodrigo Mora, otro de los bastiones de la conquista copera, rechazó los millones del fútbol árabe y decidió continuar en Núñez.

El Flaco volvió a la acción en Liniers el sábado pasado ante Vélez, luego de haber estado 30 días sin jugar por la luxación de su hombro derecho. De hecho, convirtió el gol de la victoria ante el Fortín y será de la partida este jueves ante Huracán, junto a La Pulga (que en la serie ante Chapecoense compartió el ataque con Sebastián Driussi).

La compatibilidad entre ambos comenzó en la serie de semifinal de la Libertadores ante Guaraní, en el Monumental. Alario asistió primero a Gabriel Mercado en al apertura del marcador, y minutos más tarde luchó una pelota que se la sirvió a Mora, que definió de emboquillada para el 2-0 final. Luego, el ex Colón anotó el tanto del 1-1 en Asunción que dio tranquilidad y el pase a la final del certamen.

En la final contra Tigres, ambos delanteros volvieron a ser de la partida, pero jugaron juntos sólo un tiempo en el duelo en Monterrey, ya que La Pulga se había desgarrado y se perdió la gran final en Núñez, que fue goleada 3-0 al equipo mexicano, con un tanto de Alario (que jugó con Cavenaghi), sobre el final de la primera etapa. Campeones de América.

Volvieron a ser claves, contra Liga de Quito, en el debut de la Sudamericana, y otra vez en casa fueron eficaces: asistencia del uruguayo para el Flaco para poner el 1-0 parcial, y el propio Mora liquidó el pleito de cabeza para sentenciar el 2-0, que resultó determinante para la llave (en la vuelta, cuando se lesionó Alario, ganaron 1-0 los ecuatorianos pero no les alcanzó).

En éste semestre, entre torneo local y Copas, Alario lleva siete goles convertidos, mientras que Mora cosecha cuatro conquistas. Sin dudas, son los atacantes que más le han rendido al Muñeco, sabiendo que no dispone de recambio eficiente cuando alguno de los dos no está disponible. Se viene el Globo, el último escalón para llegar a la gran final y con el dúo de gol a disposición.

VAVEL Logo