Lucho Figueroa colgó los botines
Aquella tarde, domingo 6 de julio de 2003, Lucho le hizo 5 a Boca (Foto: Olé).

Se retiró del futbol un jugador que le dió muchas alegrias a Rosario Central. Estuvo en dos períodos. Debutó el 27 de diciembre de 2001 con J.J. López como DT en el Monumental. Ese día River le ganó 6 a 1 a los Canayas y Racing se coronó Campeón del Torneo Apertura 2001.

La aparición de Lucho se dio en un momento complicado de Rosario Central. Después de la ida de Bauza, no hubo un técnico que hiciera pie. Teglia estuvo como interino, la comisión decidió contratar a J.J. Lopez y tras malos resultados volvió Daniel Teglia.

Teglia se fue, llegó Menotti y Central tenía problemas con el descenso. Además que para alegrías, los goles que hizo Lucho Figueroa sirvieron para salvar a su club del descenso y dejarlo lejos de él.

En su primera etapa en el Club de Arroyito, Figueroa Jugó 68 partidos y marcó 37 goles. El campeonato que lo consagró como gran jugador fue el Clausura 2003. En ese campeonato salió goleador con 17 goles en 19 partidos.

Además de ser el goleador de aquél campeonato, se anotó en la historia del Fútbol Argentino. En la tarde de la foto de portada, con esos 5 goles a Boca, se convirtió en el jugador que más goles le anotó a ese club en un partido.

Los goles de Lucho sirvieron para ubicar a Central en la cuarta posición del campeonato que tuvo a River como campeón. Repasá los 17 goles de Figueroa en el Clausura 2003:

Después de ese gran campeonato, siguió su carrera en el Birmingham de Inglaterra. Jugó 2 partidos solamente y se fue a préstamo al Cruz Azul. En el club mexicano tuvo un buen paso que lo llevó nuevamente al fútbol europeo.

En los cementeros se reencontró con un viejo compañero que hizo una excelente dupla en Central: con "Chelito" Delgado. En su paso, Lucho convirtió 21 goles en 33 partidos.

Por un monto que rondó los 3 millones de euros, Villarreal compró el pase del delantero en el mercado de pases del invierno europeo del 2004.

En ese 2004 debutó con la Selección Argentina en el Preolímpico sudamericano de Chile con Marcelo Bielsa como DT. Argentina salió campeona de aquel torneo. Lucho jugó 5 partidos y convirtió 3 goles.

Además del Preolímpico, fue subcampeón con la selección de la Copa América Perú 2004. En aquella competición anotó dos goles en cuatro partidos. En total, en la selección jugó 15 partidos e hizo 11 goles.

Otro récord: Es el único jugador argentino que marcó un hattrick en un partido de Copa Confederaciones. En aquella copa confederaciones 2005 en Alemania, Argentina salió subcampeona y lucho colaboró con 4 goles. El triplete se lo convirtió a Australia.

Su gol más importante en la Confederaciones fue el del empate a México en el alargue de la semifinal. Después de un rebote, le quedó a Lucho y no perdonó. Con ese empate el desenlace fueron los penales. Argentina ganó y se clasificó a la final que luego perdió ante Alemania.

En el submarino amarillo Lucho firmó por cinco años y medio. Su paso no fue tan bueno como se esperó. Convirtió solo 7 goles en 42 partidos y no tuvo una buena cantidad de minutos en el equipo titular. Eligió volver a la Argentina y el club español se lo cedió a River.

Buscó nuevos horizontes para sumar minutos como titular en su club para no perder el ritmo de la Selección Argentina de la que formaba parte. En River alcanzó a meter 3 goles en 7 partidos y se rompió los ligamentos cruzados. Por esa lesión no pudo formar parte del plantel que disputó el Mundial de Alemania 2006.

Se recuperó de su lesión recién a mediados de 2007 cuando ya era jugador del Genoa de Italia. En su primer paso por el club italiano anotó 3 goles en 22 partidos, volvió a tener un rendimiento por debajo de lo esperado.

En el año 2008 volvió al país nuevamente, debido a una necesidad de Boca de contar con sus servicios. Volvió al país a préstamo y fue campeón del Torneo Apertura 2008 con el club Xeneize. Defendió la camiseta en 23 oportunidades y anotó 8 goles.

Se terminó el préstamo con Boca y retornó a Italia para seguir desempeñándose como jugador del Génoa. Su segundo período en el club italiano fue muy corto. Jugó 7 partidos y anotó 2 goles.

Su pasar futbolístico no era el que pretendía. Tenía pocos minutos en Genoa. Sumado a eso, Rosario Central necesitaba de sus goles nuevamente para salvarse de bajar de categoría. En el 2010 rescindió contrato con los italianos y volvió al club que lo vio nacer.

Jugó 11 partidos del Torneo Clausura 2010 pero no pudo evitar que Rosario Central jugara la Promoción. Los canayas terminaron en la posición 17 de aquel campeonato.

En la promoción Central perdió la categoría ante All Boys. A pesar del descenso, Lucho se quedó en el club y disputó la primera temporada del Nacional B. Marcó 10 goles en 27 partidos pero no logró el ascenso.

Luego del paso frustrado por Central emigró al Emelec ecuatoriano y pudo revivir su buen fútbol. Convirtió 14 goles en 36 partidos. Disputó tres competencias: Serie A de Ecuador, Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

Su partido de oro en el Emelec fue cuando su equipo le ganó por Copa Libertadores al Flamengo de Ronaldinho por 3-2. En ese partido Lucho convirtió un doblete.

En el 2013 quedó libre de Emelec y el conjunto griego Phanatinaikos se hizo con sus servicios. Allí Lucho jugó 16 partidos y anotó 6 goles.

En diciembre de 2013 el Johor de Malasia compró el pase de Lucho Figueroa. El delantero rosarino firmó un contrato anual millonario con la institución en la que jugaba Pablo Aimar.

Salió campeón de la Superliga de Malasia 2014 después de superar en la final al Sarawak. En aquel partido el Johor le ganó 1 a 0 con gol de otro argentino: Jorge Pereyra Díaz. Lucho terminó con 11 goles.

Además de la Superliga, Figueroa con el Johor obtuvo las copas Clarity Shield y AFC. Con tres títulos, Lucho cerró su carrera de buenas y malas con un broche de oro.

VAVEL Logo