Salvavidas: un punto de visitante
Diego Zabala (foto) fue uno de los más parejos. Foto: Clarín.

Salvavidas: un punto de visitante

Vélez empató fuera de casa en cero ante Patronato, siendo este, el segundo consecutivo. En ésta condición apenas suma dos puntos y está anteúltimo en una hipotética tabla.

cristian-conde
Cristian Conde

¿Cómo es posible que lo más destacado sea un 0-0 cuando hay tantas variantes para analizar dentro de un partido? Por el contexto. Hasta este cotejo, Vélez apenas sumaba un punto de visitante en seis partidos. Esto, sumado a la necesidad de empezar a sumar unidades, ten un intento de gambetear al descenso, es lo más imprescindible que se lleva.

De todas formas, si se precisara examinar el juego, hay que afirmar que el conjunto de Liniers tuvo las chances más claras para llevarse los tres puntos. La clave clave del encuentro fueron las bandas. Estas zonas del campo fueron las más dañinas en la ofensiva de ambos equipos.

Vélez todavía no ganó en condición de visitante y apenas suma dos puntos de siete encuentros jugados.

En este sentido, Gonzalo Díaz fue imparable por el costado izquierdo del ataque visitante, mientras que su marcaje, Lautaro Geminiani, aprovechaba su espalda para hacer el dos contra uno del local. No era un ida y vuelta, por lo que los espacios aparecían aunque ningún equipo supo cómo finalizar la jugada.

Por un momento, los corazones entrerrianos se frenaron por un segundo. Del botín derecho de Lautaro Giannetti salió un violento remate dentro del área que salió rozando el travesaño. Fue todo un suceso, ya que fue el movimiento más prometedor de gol de la primera parte.

De todas formas, la dinámica previamente mencionada no pudo sostenerse debido al agobiante calor litoraleño, y fue allí que el ritmo cayó notablemente. El rendimiento de varios jugadores no fue el mismo, por ende, aparecieron los cambios en la segunda etapa.

En una teórica tabla contando los puntos fuera de casa, Vélez se encuentra anteúltimo y apenas marcó un tanto.

Fabricio Alvarenga cambió a un desaparecido Díaz y su velocidad fue clave en algunos ataques. Lo mismo sucedió con el ingreso de Nicolás Delgadillo, que junto a Mariano Pavone, tuvieron las más claras del partido, llegando a terminar la jugada dentro del área y desviando la pelota por muy poco.

El Fortín, con sus altibajos, fue un tanto más que el Santo. Con poco casi se lleva la victoria, pero hoy, que su lucha es contra la calculadora, con el agravante de su historial de visitante, el empate al menos suma.

VAVEL Logo