Mantener el invicto superclásico
En el verano 2016 y en el Transición ´16, cuatro Superclásicos, cero derrotas (Fotomontaje).

Se viene la 198° edición del gran Superclásico del fútbol argentino en Primera División, River-Boca, que tendrá lugar este domingo desde las 17 hs en el estadio Monumental, con arbitraje de Diego Abal. Un partido que no será uno más, porque el Millonario querrá llegar entonado a la final de la Copa Argentina contra Rosario Central, mientras que el Xeneize buscará extender su racha ante los grandes (viene de dos buenos triunfos, ante San Lorenzo y Racing) y llegar a la cima del torneo que lo tiene como escolta a sólo dos puntos del líder Estudiantes.

Durante 2014 y 2015, los Superclásicos tuvieron un tinte especial, debido a los enfrentamientos entre ambos por copas internacionales, con final feliz para River en la Sudamericana 2014 y la Libertadores 2015. Este año no se vieron las caras en el plano continental, pero será la quinta vez que se enfrenten: lo hicieron dos veces durante el verano y otras tantas en el Torneo de Transición 2016. Lo positivo para el equipo de Marelo Gallardo es que no perdió ante el eterno rival, con dos triunfos veraniegos y dos empates, y sin recibir goles. Los recordamos a continuación.

Verano para recordar

Como es habitual, el primer Superclásico del año se disputó en el estadio José María Minella, en Mar del Plata. En el último amistoso entre ambos, disputado en octubre de 2015 en Córdoba, River había ganado 1-0 (gol de Lucho González), y continuó con su racha en La Feliz. Con equipos titulares, se enfrentaron el cuadro de Guillermo ante el del Muñeco, y La Banda impuso su ritmo y ganó 1-0, con gol de penal de Leonardo Pisuclichi, verdugo del Xeneize en la Copa Sudamericana 2014. Fue un partido muy violento y friccionado, con patadas, empujones e insultos cruzados: Boca terminó con 8 jugadores, por las rojas a Jonathan Silva, Gino Peruzzi y Daniel Díaz, mientras que Jonatan Maidana vio la roja en River, en un tumulto sobre el final donde Carlos Tevez y Andrés Chávez terminaron en el suelo.

En tanto, días después, se midieron en el estadio Malvinas Argentinas, de Mendoza. Un partido más tranquilo que en el de Mar del Plata, con el mismo final: penal para River, esta vez lo ejecutó Rodrigo Mora, que desde 2013 no le anotaba a Boca, y así fue que el uruguayo se sacó la espina, ajustició a Orion y River ganó 1-0, por tercera vez consecutiva en amistosos superclásicos.

Transición 2016: no salieron del cero

El torneo pasado fue de un formato corto: dos grupos de 15 equipos cada uno, con 16 fechas, y los "Interzonales" para enfrentarse dos veces al clásico, que jugaba en la otra zona. Primero,  River y Boca se jugaron en el Monumental, por la fecha 6, en lo que fue el segundo partido para Guillermo Barros Schelotto al frente de Boca, tras la ida del Vasco Arruabarrena. No se sacaron ventajas, aunque el Millonario tuvo las mejores llegadas, con un tiro en el palo de Mora, una chance clara en los pies de Gabriel Mercado y una buena tarea del arquero Agustín Orion. Poco para el Xeneize, que se conformó con el punto.

Alonso la pifió solo y Mora no puede ante Orion (Foto:
Alonso la pifió solo y Mora no pudo ante Orion (Foto: Web).

Luego, se midieron en la jornada 12 en La Bombonera, con ambos equipos pensando en la Copa Libertadores. Más insinuaciones que fútbol, con la temprana roja a Pablo Pérez, tras un patadón a Eder Álvarez Balanta, mientras que Fernando Gago se rompió el tendón de Aquiles otra vez en un Superclásico, como en el 2015. El Millo trató de generar juego por medio de Andrés D´Alessandro, pero no estuvo acompañado. De nuevo, un punto para cada uno.

Momento de tumulto, con Balanta tumbado por Pérez (Foto: Web).
Momento de tumulto, con Balanta tumbado por Pérez (Foto: Web).

 ¿Será como en 2014?

Hace dos años, River vivió uno de sus mejores años ante el archirrival: en ocho partidos, no perdió, proque terminó ganando cuatro y empatando otros cuatro, ganándole en La Bombonera (cortando 10 años sin triunfos allí), eliminándolo en la semi de la Sudamericana, y hasta venciéndolo por penales en un amistoso en México. 

El 2015 fue más benévolo para el Xeneize, que se impuso en dos amistosos y en los dos superclásicos del Campeonato 2015, pero River compensó ganando un amistoso y, lo más importante, triunfando en el mano a mano de los octavos de la Copa Libertadores que hoy luce en el Museo River.

VAVEL Logo