Así no, River
River Plate volvió a perder y se aleja del batallón de los de arriba. El jueves enfrentará a Rosario Central por la final de la Copa Argentina. Foto: Infobae

Así no, River

River Plate regaló el Superclásico con errores propios y cayó por 4 a 2 ante Boca en el Monumental. Varios jugadores del Millonario deberán hacer mea culpa para enfrentar lo que viene. Duro golpe antes de la final de Copa Argentina.

nicolas-kralj
Nicolas Kralj

River perdió el Superclásico por 4 a 2 en el Monumental y sufrió un duro revés en la semana que debe afrontar la final de la Copa Argentina. Desde el inicio del primer tiempo se veía un patrón que River sufriría durante todo el partido. Un desastre de defensa. El pibe Olivera y Mina no encontraron el partido en ningún momento; Nacho Fernández y Martínez se cansaron de perder pelotas que generaban contragolpes de Boca.

A los 12 minutos llegaría el primer gol de Boca de la mano de Bou, quien aprovechaba los problemas defensivos de River y definía solo con Batalla como impedimento. La ventaja habría sido superior si no fuera por el arquero. River estaba partido. Una pésima defensa y un ataque vertical que de la mano de D´Alessandro lograría dar vuelta parcialmente el encuentro. A los 33 minutos llegaría el empate de Driussi luego de tomar un centro mal despejado de Peruzzi y los 37 Alario pondría la ventaja, de cabeza, tomando un gran centro de Moreira. El descanso llegaría con ventaja para los de Gallardo.

En el segundo tiempo River salió decidido y parecía que llegaba el tercero, pero sucedió algo sin explicación. Gallardo sacó a D´Alessandro. El 22 venía manejando los ritmos del partido y, hasta el momento, era el mejor. Este cambio produjo que Gago pierda la marca constante y que la estrella cambie de lado. Carlos Tevez se puso a Boca al hombro y dio vuelta el encuentro. Cabe aclarar que los jugadores de River ayudaron bastante.

A los 16 minutos llegaría el empate de Tevez y de Boca. Una pésima salida de Batalla permitió al 10 Xeneize definir con el arco en soledad. River se caía a pedazos. Boca tomó la posta y a los 35 minutos Tevez, con un golazo, pondría en ventaja a Boca, otra vez. Desde aquí River intentó ir a empatar el partido y regalo, más aún, la defensa. Centurión pondría el cuarto gol y sellaría el resultado definitivo.

River tuvo puntos bajísimos, Arturo Mina y el juvenil Moreira regalaron las espaldas durante todo el encuentro. Ignacio Fernández y Gonzalo Martínez perdieron decenas de pelotas por hacer una de más o por no pasar a tiempo. River debe parar, pensar y rearmarse, el jueves llega la final de la Copa Argentina y no hay excusa que valga.

VAVEL Logo