¿Tendrá despedida?

Diego Castaño finaliza su contrato con Tigre en los próximos días. El Pulpo no jugó ni un minuto en este torneo y se viene el último partido del año, en el Coliseo.

diznico01
Nicolás Diz
¿Tendrá despedida?

Fin de año. Momento de balances, de replanteos, de analizar si se lograron los objetivos trazados a principio de año. Una cuestión complicada, porque se comenzó el  2016 con Mauro Camoranesi y se terminará con Pedro Troglio. También, es el momento de renovar ilusiones y pensar en el armado del plantel 2017, en la promoción de los nuevos juveniles, la llegada de refuerzos y la partida de los jugadores que no van a ser considerados. En esa lista, aparece un histórico del club, un ídolo, un estandarte y ejemplo a a seguir por los jóvenes: Diego Rafael Castaño.

Castaño en Tigre: dos etapas (2004-2014 y 2016); con 324 PJ, 13 goles, dos ascensos, dos subcampeonatos en Primera y un 2do puesto internacional. Ídolo.

El Pulpo es una muestra clara y partícipe de refundación futbolística e institucional de Tigre. El número  5 llegó a Victoria en 2004, cuando el Matador militaba en la Primera B Metropolitana, año en el cual Ricardo Carruso Lombardi armó el equipo que sería bicampeón del Apertura 2004 y Clausura 2005. También fue pieza clave del elenco que logró el ascenso a Primera División en 2007, de la mano de Diego Cagna, tras 27 años en el ascenso. Y por si fuera poco, en la máxima categoría, fue subcampeón del Apertura 2007, Apertura 2008 y de la Copa Sudamericana 2012. Tuvo un paso fugaz por Sarmiento de Junín entre 2014 y 2015, y a comienzo de éste año volvió a Victoria, con una cesión de seis meses, que se renovó hasta fin de año.

Más allá de su experiencia y todo lo que le dio al medio tigrense durante una década, para Troglio nunca fue una prioridad a la hora de armar el mediocampo, por eso estuvo un tiempo en la Reserva para sumar ritmo. Peter le dio unos minutos en el torneo pasado, en cuatro partidos: ante Boca, los dos "clásicos" ante Sarmiento y contra Aldosivi. Siempre entrando en el final, para el reconocimiento de la gente.

En el presente certamen, estuvo cinco veces en el banco de suplentes, pero no entró. A fin de mes se vencerá su contrato y, a sus 37 años y relegado, difícilmente renueve su vínculo y lo más probable es que se despida de su gente el lunes próximo, cuando Tigre reciba en el José Dellagiovanna a Atlético Tucumán, por la 14° fecha del Torneo de la Independencia, último partido del año. Sería un merecido reconocimiento a la trayectoria de este volante central, cuarto jugador con más partidos jugados en la historia del club y que siempre quedará en el recuerdo de toda una generación.

El gol del Pulpo a Chicago en la Promoción ´07

VAVEL Logo