A un año de un duelo histórico
River tuvo el gusto de enfrentarse a uno de los mejores equipos de la historia (Foto: Depor.com)

Se cumple un año de uno de los momentos más importantes de la historia actual de River. El equipo dirigido por Marcelo Gallardo, tras recorrer un largo y glorioso camino, se enfrentó en la final del Mundial de Clubes de la FIFA, nada más y nada menos que al gran Barcelona.

El Millonario llegó al duelo cumbre tras vencer en semifinales al Sanfrecce Hiroshima japonés por 1-0 con gol de Lucas Alario de cabeza. Por su parte, el conjunto dirigido por Luis Enrique se deshizo sin incovenientes del Guangzhou Evergrande, equipo chino, por 3-0 con triplete del uruguayo Luis Suárez.

Era el encuentro más esperado por los hinchas de River, tanto que casi 20.000 hinchas ilusionados, atravesaron continentes enteros para poder estar presentes ese día en el Estadio Internacional de Yokohama, Japón. 

Desde el comienzo y con todos los pronósticos en contra, River intentó contener con una presión asfixiante a la estructura del Barcelona, que sin embargo y con mucha paciencia logró romper el cero del arco defendido por Marcelo Barovero, gracias a la definición del mejor jugador del mundo, Lionel Messi. 

A partir de allí y pese a los cambios que introdujo Marcelo Gallardo en el entretiempo, todo fue el equipo español que hizo valer toda su jerarquía. El trabajo silencioso de Sergio Busquets, la elegancia de Andrés Iniesta y la monstruosa categoría de la delantera, Messi, Neymar y Suárez, quien con un doblete,fue el que configuró el resultado final, 3-0.