El 2016 de Patronato
El equipo celebrando la victoria. Foto: Clarín

El 2016 de Patronato

Patronato logró afianzarse en la Primera División. Alejado de la zona roja, el Negro cerró un gran año.

vavel
VAVEL

Un nuevo cierre de año asoma en el Presbítero Bartolomé Grella, el primero en la máxima divisional del fútbol argentino. Sin dudas ésta fue la temporada más importante en la institución paranaense, ya que por primera vez disputó la Primera División.

Las sensaciones de aquel 6 de diciembre del 2015 se hicieron realidad. Históricos del club como Bértoli, AndradeMárquez se dieron el gusto de ascender todas las categorías y jugar en primera, nada más y nada menos que ante San Lorenzo en su primer partido.

El debut se llevó a cabo en Paraná. La capital entrerriana fue testigo del arribo del Ciclón en esa calurosa tarde de febrero en la que el sol fue protagonista y testigo del 2-2 del Patrón ante San Lorenzo, partido que marcaba el comienzo del ciclo Forestello en el NegroEse ciclo que supo terminar el primer semestre del año con cinco victorias, cinco empates y seis derrotas. La victoria más recordada de esos primeros seis meses fue el 2-1 en el Grella ante el River de Gallardo, equipo que venía de consagrarse campeón de la Copa Libertadores.

Para Patronato, ese Torneo de Transición terminó el 21 de mayo, con un empate en cero ante Vélez en Liniers. El equipo cerró la primera mitad del año con 20 puntos, dos por encima de River.

Cierre agridulce

El equipo de Forestello se preparó para debutar en el campeonato 2016/17 y, luego del receso, debutó en el torneo ante Temperley, cerrando la primera fecha. Una amarga derrota se hizo presente en la noche de lunes. No fue un agradable comienzo de torneo para el Patrón. 

Dos derrotas más en forma consecutiva (Gimnasia y Rosario Central) hicieron que la gente se pregunte si Forestello debería seguir en el cargo. Luego del empate ante San Lorenzo y la derrota frente a Racing, a los paranaenses les tocaba el desafío más difícil: un River en remontada. A pesar de todas las especulaciones de los hinchas, el estadio estuvo lleno, y cerca de 20.000 personas fueron testigos del 2-1 que Patronato le propinó, nuevamente, a los de Gallardo. De esa forma comenzó la levantada del Negro.

Esa victoria fue el quiebre y Patronato encadenó dos victorias más en forma consecutiva. La gente que pedía la renuncia de Forestello estaba entusiasmada y pidiendo disculpas por los dichos hacía el entrenador. 

La derrota se hizo presente nuevamente, esta vez en Córdoba, ante Talleres por 1-0. El Negro dejó una muy mala imagen teniendo una pauperrima actuación. La victoria no se hizo desear demasiado, en la fecha siguiente, Patronato goleó 3-0 a San Martín de San Juan. Luego tuvo que viajar a Florencio Varela a enfrentar a Defensa y Justicia, en donde el Santo le ganó al Halcón por 2-1.

Dos empates en fila (ante Vélez y Aldosivi) dejaron al equipo con 18 unidades.

En el cierre del torneo, Patronato visitó a Atlético Rafaela en la la vecina provincia de Santa Fe. La particularidad de este partido en el que el Santo perdió, fueron los dos goles en contra por parte de Andrade y Renzo Vera. Al 3-0 definitivo lo marcó Itabel de penal.

De esta manera, Patronato cerro el año con diez victorias, ocho empates y doce derrotas. Al equipo de Forestello le espera la segunda mitad del torneo en el que, claramente, intentará sumar la mayor cantidad de puntos para alejarse de la zona roja. 

¿Por qué no ilusionarse con entrar a alguna copa?

VAVEL Logo