El Salvavidas: Bou, llave de gol
El delantero Xeneize imparable de cara al gol. Foto: Web

El equipo del Mellizo, con mayoría de suplentes, disputo frente a San Lorenzo el segundo partido del verano, correspondiente a la Copa de Oro. El Xeneize inició el encuentro dominando en cada sector de la cancha pero con el correr de los minutos, su rival comenzó a levantar el nivel por lo que el transcurso del partido fue más parejo.

Los goles de Boca fueron convertidos por Fernando Gago, de penal, y Walter Bou. Por el lado del Ciclón, Nicolás Blandi y Bautista Merlini.

A continuación reflejaremos, a consideración de VAVEL, aquellos puntos relevantes que nos dejó el clásico:

En primer lugar, cabe destacar la actuación de Walter Bou. El delantero se situó en el banco de suplentes y su lugar fue ocupado por Darío Benedetto. La intención es que el atacante comience a tener mayor cantidad de minutos para reencontrarse con su fútbol luego de la lesión. Por su parte, la Panterita, salió al terreno de juego en el segundo tiempo y fue fundamental para el conjunto del Mellizo. Siendo una clara opción dentro y fuera del área, fue el autor del gol del empate con un soberbio zurdazo. De esta manera, el ex Gimnasia, pisa fuerte para poder quedarse con la titularidad de cara al futuro.

Por otro lado, Guillermo cuenta con Fernando Gago y Pablo Pérez, dos jugadores esenciales para el funcionamiento de su equipo. Con el regreso de Pintita, Boca comenzó a jugar de manera diferente, potenciando a sus compañeros y generando situaciones en ataque determinantes como también un mayor orden al momento de recuperar la pelota. Al mismo tiempo, Pérez, se complementa a la perfección con Gago y ambos son el eje principal para el Xeneize. Tanto la presencia de uno como del otro serán de suma importancia para darle identidad al equipo y jerarquía.

Por último, es necesario recaer en la línea defensiva. Exclusivamente en la zaga central. Dicho sector no ofrece garantías y, a pesar de rotar en su nómina, ninguno rinde lo esperado. Párrafo aparte para Lisandro Magallán, quien tuvo una correcta actuación luego de un importante tiempo sin jugar desde el arranque. Por el lado de Santiago Vergini, a lo largo del partido sufrió en el juego aéreo y tampoco estuvo firme en el mano a mano. Para concluir con un flojo partido, se fue expulsado luego de disputar el balón de manera imprudente. Por este motivo, uno de los puestos importantes a reforzar, en un futuro cercano, será el de central, ofreciendo mayor jerarquía y seguridad en la línea de fondo.

VAVEL Logo