Enzo Eterno
A 31 años de una postal hermosa que quedaría grabada para siempre en la retina de los hinchas de River Plate.

El año 1986 seria el año más glorioso de River Plate en su rica historia. La Banda, conducida por Héctor “Bambino” Veira obtendría su primer Copa Libertadores y la única Copa Intercontinental de la historia. Un año lleno de gloria que desde principio de año traía buenos augurios para todo el mundo riverplatense.

El 8 de febrero River disputaba un torneo de verano frente al primer seleccionado de Polonia. Una buena prueba ante una buena selección. El resultado, a 10 minutos del final, era de 4 a 2 para el seleccionado de Polonia. El Millonario fiel a su estilo, no bajó los brazos y fue a buscarlo y con goles de Francescoli y Centurión igualaba el partido. Pero eso no sería todo.

En los últimos minutos llegaría una imagen que quedaría grabada en la retina de todo hincha de River. Centro al corazón del área, Ruggeri da un pase de cabeza y la pelota caería al pecho de Enzo “El Príncipe” Francescoli, quien en un solo movimiento acomodaría la pelota y convertirá el 5 a 4 de chilena. Sí, una fantástica chilena para definir el partido y despertar la locura de todos los hinchas.

Luego de este gol épico, Enzo Francescoli sería vendido tras ganar la Temporada 1986/87, y no disputaría la Libertadores ni la Intercontinental, aunque años más tarde volvería al club y seria el estandarte del River campeón de la Copa Libertadores 1996. Un amor por La Banda que sigue vivo hoy en día. Francescoli nunca se fue y hoy cumple en el club con las funciones de Manager Deportivo.

Reviví el golazo del Príncipe

VAVEL Logo