Y se fue nomas
Forestello dandole indicaciones al Pitu, postal que no se verá nunca más. González y Patronato tomaron caminos distintos. Foto: El Diario

Parecía una novela sin fin pero este martes por la mañana se confirmó la ida del mediocampista Arnaldo González del elenco paranaense, luego de unas desgastantes negociaciones llevadas entre ambas partes.

El Pitu, jugador que había llegado como refuerzo hace apenas 6 meses en condición de cedido por parte de Quilmes, venía con ganas de conseguir la continuidad deseada que no podía tener en el Cervecero. Pero jamás llegó a llamar la atención en el director técnico Rubén Darío Forestello. Para sumarle más, el volante jamás logró sentirse cómodo en la ciudad y ese fue el motivo principal que lo llevó a tomar la determinación final.

Días atrás, el representante del jugador, Luis Andreuchi, había dejado en claro la postura del jugador: “Arnaldo González no quiere jugar más en Patronato”. Además, salió a la luz el escandaloso contrato del jugador, en el cual está en sospecha el mismísimo representante, quien hizo sus negocios y jamás terminó de vincular al extremo de 27 años al club haciendo una firma trucha del jugador.

De esta manera, el Pitu no vestirá mas la casaca Rojinegra y ya se sabe que su futuro está en la Primera Nacional B, la categoría más alta del ascenso, donde ya tenía firmado un precontrato con Ferro Carril Oeste y sería ese el motivo por el cual nunca se presentó a entrenar bajo las órdenes del Yagui. Así concluye, de forma turbulenta, el ciclo de Arnaldo González, atleta que nunca supo acomodarse en el equipo y redondear un buen nivel en los diferentes encuentros.

VAVEL Logo