El Sabalero se quedó con el clásico
Manuel De Iriondo y Diego Vera - Foto: Clarín

Toda la ciudad se paraliza cada vez que los dos equipos de la capital santafesina se enfrentan, y esta vez no fue la excepción. Luego de casi un año, los Tatengues y Sabaleros volvieron a cruzarse en el marco de la 16ta fecha del torneo de Primera División en el estadio 15 de Abril, donde sólo hubo público local. Con 25 mil hinchas de Unión alentando en su estadio y los fanáticos de Colón desde sus casas, el partido fue aumentando la temperatura con el paso del tiempo.

Este partido fue doblemente especial para el arquero local, Nereo Fernández, ya que fue reconocido por el club por llegar a los 175 partidos en Unión, superando la marca de Nery Pumpido. Lo que parecía en la primera etapa un partido tranquilo cambió repentinamente en el segundo tiempo. Poco se puede decir del primer tiempo. La posesión de la pelota cambiaba a cada momento y la imprecisión dominaba el encuentro. Tanto fue así que no se cuentan jugadas de peligro, solo un par de llegadas de Lucas Gamba para Unión que no inquietaron demasiado al arquero Jorge Broun.

Las emociones llegarían recién en la segunda mitad. Ambos conjuntos entraron con otro ritmo al partido y comenzaron a buscar con más ímpetu el gol que rompa el empate. Y así fue como Colón vencería a la defensa rival a través de la pelota parada. A los 11 minutos avisó cabeceando solo, luego de un córner, Pablo Ledesma, y tres minutos más tarde caería la primera emoción del partido por parte de Guillermo Ortiz. Tras un tiro libre ejecutado en forma de centro del paraguayo Iván Torres apareció, el defensor para conectar de cabeza y vencer la mano de Nereo Fernández.

El encuentro se puso caliente luego del gol. La primera expulsión fue para Torres apenas dos minutos después del gol por un fuerte codazo en la cara de Manuel De Iriondo. Cuatro minutos más tarde Loustau echaría al mismo De Iriondo por recibir la segunda amarilla luego de empujar a Nicolás Leguizamón, quien se retiraba lentamente del campo de juego cuando iba a ser sustituido por Yamil Garnier.

Cuando el partido se moría y con Unión volcado al ataque para buscar el empate, el ingresado Garnier convertiría el 2 a 0 final de cabeza tras otro centro desde un tiro libre pateado por Nicolás Silva. Y a dos minutos del final, se irían expulsados Algozino en Unión y Silva en Colón. La roja para el jugador Tatengue fue por un tacle al jugador Sabalero quien, por la bronca, reaccionó con una patada en la cara del rival.