Una goleada para el recuerdo
Teo festejando mientras se lamenta Olave (Foto: Web).

Una goleada para el recuerdo

El primer River de Gallardo tuvo uno de sus mejores partidos ante Belgrano en el Monumental, con victoria por 3-0. Firmas de Vangioni y doblete de Teo.

diznico01
Nicolás Diz

Nos remontamos al Torneo Transición 2014. 19 de octubre de 2014. Fecha 12. Estadio Monumental. Un rival especial, por todo lo vivido en 2011 y que, encima, había vuelto a ganar en Núñez en 2012. El rival, Belgrano de Córdoba. Era momento de tener una revancha en casa. Encima, en el torneo pasado, el Pirata había vencido al Millonario en Córdoba con un gol que no era, porque la pelota no había pasado toda la línea de gol (igualmente, River pudo ganar el campeonato).

Con Marcelo Gallardo en su primer semestre a cargo de La Banda, su equipo desplegaba un fútbol de altísimo nivel, compitiendo en simultáneo el certamen doméstico, la Copa Sudamericana y la Copa Argentina, con gran aporte de los jugadores de inferiores. Además, de un equipo que venía dulce por los títulos con Ramón, y que en la segunda mitad de 2014 se potenció aún más. Y volviendo a Belgrano, lo recibió en la fecha 12 en el Antonio Vespucio Liberti.

River jugó un partidazo, ante un rival que le presentó batalla, pero chocó ante la seguridad de Marcelo Baroellos y la contundencia y juego del Más Grande, que lo goleó 3-0. Primero apareció Leonel Vangioni, como una flecha desde la izquierda, aprovechando un pase exquisito de Ariel Rojas. Piri abría la cuenta, con un dato curioso: el lateral anotó cinco goles en River, dos de ellos a Belgrano (el anterior, en la victoria 2-1 del Final 2013 en el Kempes; su debut oficial en el club).

Los otros tantos, sello de Teófilo Gutiérrez, ambos en el complemento y con pases de Carlos Sánchez. Fue una revancha, porque el colombiano había fallado un penal contra Belgrano en el Inicial 2013 (0-0). En ese torneo, Teo demostró sus cualidades de gran artillero, anotando 10 tantos. Una goleada que ponía a River sólido e invicto en la cima, estirando a 26 partidos sin derrotas (la racha llegaría a 31) aunque luego cedería terreno para la consagración final de Racing. 

Al final del partido, Juan Carlos Olave, arquero por entonces del Pirata y de un paso fallido en River allá por 2006, le hizo gestos provocativos a la tribuna de River, que había colmado el Monumental, con 55.000 almas presentes. El arquero siguió la polémica en el vestuario, recordando la Promoción de 2011 y evitando hablar del partido en sí, porque hubo poco para hablar: fue un monólogo riverplatense, de un equipo que quedó en la historia y que cumplía con las premisas del paladar negro; ganar, gustar y golear.

Aquella tarde, el Muñeco alineó a este once:  Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Eder Álvarez Balanta, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Guido Rodríguez, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teo Gutiérrez. Además, ingresaron Sebastián Driussi (por Piscu), Augusto Solari (por Mercado) y Lucas Boyé (por Mora).

Reviví los goles:

VAVEL Logo