Volvió el Fútbol Champagne
Aquel River del 2014 logró ganar la Copa Sudamericana: ¿Podrá este campeonar en algo en el 2017?. Foto: Fotomontaje.

El nivel futbolístico que tuvo River Plate ayer, ante Melgar de Perú, dejó encantado a propios y extraños. El equipo que diríge tácticamente Marcelo Gallardo, volvió a ratificar el buen presente que viene teniendo desde aquel 15 de marzo, en donde le ganó a Independiente de Medellín en Colombia, por 3-1. A partir de ese encuentro, la escuadra mostró un juego poderoso en ataque, acompañado con mucha velocidad, precisión en los pases, órden táctico y gran entendimiento entre los futbolistas, lo que hace que el Millonario sea un rival a temer para cualquier cuadro.

Esta performance hace recordar al primer River que entrenó Gallardo, en el segundo semestre del año 2014, en donde logró conformar un equipo que también jugaba bien al fútbol y en cierto punto mejor que el actual, ya que aquel cuadro defendía mejor que este. Haciendo referencia a eso, cabe destacar que el Muñeco tiene una idea clara de juego, que logró imponerla en sus primeros partidos en 2014 y ahora, pero que por motivos como partida o lesión de jugadores y bajos rendimientos individuales, no pudo llevar a cabo en mucho tiempo. Esta es la del protagonismo, el fútbol que conlleva un gran ataque, manejando la posesión del balón, proponiendo un juego ofensivo y tomando ciertos riesgos en defensa. De hecho el en su cuenta de Twitter,hace unos años, puso una frase en la que describe esta situación: “Con valentía, tomando riesgos necesarios, inteligencia e ideas firmes y claras, se puede. La apuesta es jugar bien para obtener resultados”.

Ganar, gustar y golear: la premisa histórica del riverplatense.

En esta versión del Millonario de 2017, los zagueros centrales, Jonatan Maidana y Lucas Martínez Quarta, quedan muy expuestos porque los dos laterales defensivos, Jorge Moreira y Milton Casco, pasan mucho y muy bien al ataque, pero a la hora de retroceder para defender no lo hacen de la mejor manera y en varias ocasiones los futbolistas rivales les ganan las espaldas, lo que complica a los centrales. De hecho, en el día de ayer, la Banda sufrió dos goles en contra por malos retrocesos de Casco. El River del 2014, tenía la misma idea de mandar los laterales al ataque y dejar a los dos zagueros centrales en defensa, pero la diferencia está en que los laterales defensivos de aquel momento, Gabriel Mercado y Leonel Vangioni, tenían un mejor retroceso que hacía que el equipo sufra menos en el fondo.

La otra diferencia que se puede encontrar es que el River del 2014 y el actual están compuestos por distintos jugadores. Los únicos que quedaron en los dos equipos, como titulares, son Jonatan Maidana y Ariel Rojas. Además aquella escuadra formaba con un esquema táctico de 4-3-1-2, por lo que jugaba con enganche, en contraposición del River 2017 que presenta una formación de 4-4-2, con dos volantes centrales, en la que hay uno que se dedica más a defender y otro que se encarga más de distribuir el balón. En el actual equipo el conductor del juego es el volante, Ignacio Fernández, en tanto que en el del 2014 de esa función se encargaba el enganche, Leonardo Pisculichi.

Más allá de que el River del 2014 y 2017 lo integraban distintos futbolistas, no quiere decir que uno tenga mejor o peor plantel que el otro, sino que tienen distintos jugadores pero de similar jerarquía. El Millonario del 2014, de los primeros partidos de la era Gallardo, formaba con: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Lionel Vangioni; Matías Kranevitter, Carlos Sánchez, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. Luego, cuando se lesionó Kranevitter, ingresó en su posición de volante central, Leonardo Ponzio, y es allí en donde el juego de ese equipo pasó de ser lujoso a ser más mañero, dedicarse más a la presión al rival y a ser un equipo más aguerrido. Pero bajo ese modo de jugar al fútbol logró ganar la Copa Sudamericana 2014.

En tanto que el River de ahora forma con: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco; Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández, Gonzalo Martínez, Ariel Rojas; Sebastián Driussi y Lucas Alario. En la comparación de apellidos de ambos equipos, no se encuentra prácticamente una diferencia de jerarquía entre futbolistas. Las únicas diferencias en rendimientos es que ahora los laterales no son tan buenos defendiendo como lo eran Mercado y Vangioni, y que la dupla, Driussi y Alario, son más letales y eficaces en ataque que en lo que en 2014 lo eran la dupla Mora y Gutiérrez. De hecho, hoy el uruguayo Mora, de gran performance actualmente, es suplente de Driussi y Alario. En el segundo semestre del 2014 el Millonario ganó la Copa Sudamericana: ¿Podrá el River versión 2017 coronar este buen juego levantando alguna copa?.

Así jugaba el River del segundo semestre del 2014. El ejemplo del gol de Mora a Tigre:

Así juega el River actual. El ejemplo del gol del Pity Martínez a Belgrano:

VAVEL Logo