Atlético Tucumán más vivo que nunca
Guillermo Acosta estará en la alineación titular de Atlético. Foto: La Nación

Atlético Tucumán, el “equipo de los milagros”, sigue dando de qué hablar. Finalmente se sacó la mala racha con la que venía, tanto en el campeonato de Primera División cómo en la Copa Libertadores. En un duelo importante con vistas al futuro, el Decano logró una victoria de local ante el Jorge Wilstermann de Bolivia.

Esta vez sin altura de por medio, pero con una constante lluvia, el equipo dirigido por Pablo Lavallén pudo darle a los hinchas una buena cuota de aire. Y sí, en el Monumental José Fierro todos respiraron tras el triunfo ante el equipo boliviano. Triunfo que les permite mantener las chances y las esperanzas de clasificar a octavos de final. 

Los tres puntos llegaron en el momento que más lo necesitaban con el 2 a 1 ante Wilstermann en un estadio repleto.

Al comienzo, el Aviador boliviano puso en aprietos al local generando situaciones de peligro dentro del área del portero decano, Christian Luchetti. Pero de a poco, los muchachos albicelestes fueron apareciendo y animándose hasta poner igualdad en el juego. Fue un primer tiempo que terminó con marcador cerrado.

Al minuto 50, del segundo tiempo, apareció el máximo ídolo del club, el Pulguita Rodríguez, que lanzó la pelota hasta Ignacio Canuto, quién se encontraba ubicado a centímetros del arco del visitante y de cabeza abrió el marcador poniendo el 1-0.

El segundo tanto contó con una fórmula parecida a la del primero. Cristian Menéndez, como es de costumbre y tras haberse recuperado de una lesión, ingresó al campo de juego para mover un poco más la pelota y revolucionar el juego. El Polaco esperó hasta encontrar el salto de Alejandro Barbona, quién desde arriba venció al arquero Luis Olivares.

La gente de Atlético sabe muy bien que no hay que cantar victoria antes de tiempo. Cómo su famosa frase lo indica: “Si no se sufre, no es Atlético”. Éste partido no fue la excepción, ya que el Monumental se llenó de tensión en los últimos 10 minutos del encuentro. Luis Cabezas se estiró y tocó con la punta del botín un tiro de esquina que pasó a propios y con un Luchetti que salió sin convicción a cortar esa pelota.

El Decano quería concluirlo con un grito más de gol, y Barbona estuvo a muy poco de lograrlo cuando remató un tiro libre que pegó en el palo.

Por fin terminó la “agonía” y tanto, jugadores, cómo dirigentes y por supuesto, el pueblo Decano festejaron la merecida y ansiada victoria.

Atlético sigue en pie y en camino en ésta Copa Libertadores que le toca jugar por primera vez. Hoy, el Decano figura tercero en su zona, con cuatro puntos, uno más que Peñarol, pero a dos de Jorge Wilstermann y a seis de los brasileños.

También, tendrá que estar expectante de la sanción o las sanciones que se le pueda aplicar a Peñarol o a Palmeiras luego de la polémica pelea tras el partido en Uruguay. ¿Las sanciones, beneficiarían al Decano?

Por el momento, Conmebol suspendió de forma provisional con tres partidos de sanción a los futbolistas Matías Mier, Lucas Hernández y Nahitán Nández, del Peñarol, y a Felipe Melo, del Palmeiras, por los incidentes violentos. Fue El Tribunal de Disciplina de la entidad quién dispuso la sanción tras la apertura de un expediente disciplinario con base en los hechos ocurridos después del encuentro.

El equipo tucumano, deberá seguir con vistas hacia adelante y acumular más puntos para así lograr la clasificación. Sólo le quedan dos encuentros: uno de local y otro de visitante.

Este martes 2 de Mayo los tucumanos recibirán a Peñarol en el Estadio José Fierro. El partido comenzará a las 19 horas y será clave no sólo para acercarse a la clasificación de la Copa Libertadores, sino también para mejorar el andamiaje y que la dinámica de juego saque el mejor provecho de los jugadores en lo que respecta a la resolución de las diversas situaciones que se dan en el deporte más hermoso del fútbol.

Y ya, el último encuentro, que va a ser a todo o nada, el Decano tendrá que enfrentar al puntero de su zona, el gran Palmeiras de Brasil el día 25 de mayo en San Pablo a las 21.45.

Los duelos que restan serán difíciles pero no imposibles de concretar, ya que ,como es de público conocimiento, Atlético sigue dando pelea y demuestra que está al nivel de sus contrincantes. 

VAVEL Logo