Con el mismo nivel se madrugó y se ganó
Carlos Tevez autor del gol. Foto: Web

Con el mismo nivel se madrugó y se ganó

Con un cabezazo de Carlos Tevez a los dos minutos, el Xeneize le ganó por 1-0 al Taladro y le sacó nueve puntos de preeminnencia a Talleres y San Lorenzo, que tiene un partido menos. Debutó Reynoso en el equipo de Guillermo.

ariel-acostamontero
Ariel AcostaMontero

Tres puntos que lo dejan cada vez más cerca del título de la Superliga. El Boca de Guillermo Barros Schelotto volvió a cumplir, sin descollar, como contra Temperley: superó 1-0 a Banfield y es el dueño absoluto del campeonato local desde hace más de 434 días y contando. Carlos Tevez, de cabeza, fue el autor del gol apenas iniciado el partido. 

Por la fecha 16 de la Superliga, el Xeneize saltó al terreno de juego del recinto del Sur con la posibilidad de sacarle nueve puntos de ventaja a San Lorenzo (debe el duelo ante Independiente), que ayer venció a Newell's y ratificó su condición de firme perseguidor. Talleres de Córdoba, que en el primer turno igualó con San Martín en San Juan, tiene las mismas unidades que el "Ciclón". 

El puntero del torneo sentenció rápidamente el duelo con un gol de cabeza del "Apache" Carlos Tevez (2') en la primera llegada de Boca al área, y aunque otra vez mostró un juego desteñido y lejos del mejor nivel, le alcanzó con esa jugada para superar casi sin apremios al "Taladro".  


Cristian Pavón llegó hasta el fondo por la derecha y sacó un centro para que Tevez concrete. Así fue la jugada del gol. 


Muy lejos de las posibilidades que encierran sus deseos mundialistas, esta vez el Apache volvió a ser el mismo que viene siendo desde éste, su segundo retorno al club de sus amores, aunque si hubiera querido jugar de punta tenía a su favor a dos fuentes de alimentación como lo son el colombiano Edwin Cardona y el debutante cordobés Emmanuel "Bebelo" Reynoso, de floja producción. Sin pesar entonces Boca en el juego ante un Banfield tan entusiasta como inexperto, los arcos estuvieron fuera de la órbita de alcance de ambos equipos por lo que restaba de la etapa. 

En la primera parte, sólo de a lapsos, Boca exhibió la diferencia de jerarquía. Pero le faltó determinación para matar el encuentro. El debutante Bebelo Reynoso mostró algún pincelazo en la creación, pero sin pesar en acciones de riesgo. Reynoso tuvo la responsabilidad de generar eso que al grupo le falta; aunque no confeccionó al punto de proporcionar grandes jugadas de contingencia. 

En la segunda etapa, la tendencia continuó. Banfield, buscando con voluntad. Boca, agazapado. El conjunto de Guillermo Barros Schelotto, a los 17 minutos, pudo haber anotado su segundo tanto. Y uno de los mejores goles del año. El toqueteo derivó en un pase filoso de Tevez, el centro preciso de Pavón y el remate cómodo de Nández, que dio en el travesaño, picó en la línea y salió.

No rematar el partido mantuvo con vida a los jóvenes que presentó Julio Falcioni. De hecho, a ocho minutos del epílogo, el atrevido Álvarez, uno de los mejores del elenco local, casi iguala con un tiro desde el borde del área. 

Sin embargo, Boca logró acunar la pelota en los últimos minutos. Para asegurar la victoria y el paso arrollador desde los números. La imagen, desde el juego, no resulta la más estética. Pero la tabla de posiciones no le deja espacio al debate. Una vez más Boca Juniors demostró ser Efectividad Xeneize.

VAVEL Logo