Un punto de partida para el Xeneize
Boca no pudo subyagar al elenco peruano. Foto: Pagina Oficial Boca Juniors

El elenco de Guillermo Barros Schelotto comenzó su incursión copera tomando la iniciativa del partido en el Nacional de Lima. Sin embargo, las buenas intenciones Xeneizes no se terminaron de concretar en situaciones de gol en el área peruana. El arquero Leao Butrón, quien luego saldría lesionado a los 20 minutos, tuvo una doble tapada. Boca mantuvo la posesión de la pelota, pero no encontraba el camino a la portería contraria por el esquema conservador que el entrenador uruguayo de Alianza, Pablo Bengoechea, diseñó con cinco centrocampistas y el mediapunta Alejandro Hohberg como "falso" delantero centro. 

El equipo limeño ganó en confianza al ver que el conjunto bonaerense no le creaba ocasiones claras de gol y hubiese bordado una primera parte brillante en defensa de no ser por el último minuto, cuando Carlos Tevez birló el balón a un defensa y su disparo raso y cruzado se estrelló en el poste izquierdo, que fue lo mejor del Xeneize en los 45 inicial. 

Ya en el segundo tiempo, el partido se abrió un poco más. El ingreso de Ascues refrescó la ofensiva del equipo de Pablo Bengoechea, mientras que Boca también encontró espacios en el área peruana. Con Boca asumiendo el protagonismo desde el manejo del balón, y el elenco incaico apostando a las contras, los minutos se fueron consumiendo hasta llegar a los 45 minutos finales más 3 agregado, y el marcador no se abrió (0-0). Un tiro de Cardona devuelto por el travesaño fue lo más claro del Xeneize en la etapa final. 

Sin Goltz y Magallán, el equipo de los mellizos fue una postal a comparación de aquella preeminencia ante San Martín. Con pocas chances claras, vencido tácticamente y con escasa inteligencia para crear circuitos. Los "nuevos" zagueros cumplieron con su rol, sin brindar un juego destacado, pero Emanuel Reynoso, quien reemplazo a Pablo Pérez, no estuvo a la altura del juego y Julio Buffarini nunca llegó a ser Nahitán Nández: estuvo perdido, jamás se acomodó en el campo de juego y, por momentos, confundía a Barrios, Leonardo Jara y Pavón a la hora de la marca.

VAVEL Logo