Oportunidad para rematarlo

Se viene River y el santo debe darle el golpe final para que el equipo de Marcelo Gallardo quede destruido anímica y futbolísticamente antes de la final que el Millonario debe jugar frente a su máximo rival el próximo 14 de marzo.

Oportunidad para rematarlo
Oportunidad para rematarlo

Patronato agarra a un River golpeado y que no da respuestas, debe aprovechar las ventajas dadas por el próximo oponente para acercarse a lo que sería su primera copa internacional. El equipo de Gallardo da evidentes falencias, tanto defensivas como ofensivas, que el Patrón debe aprovechar al máximo. Esta es la oportunidad perfecta para que Ribas, actual goleador del campeonato, pueda aumentar su cuenta personal y darle a la gente de Paraná una alegría.

En tanto Pumpido debe trabajar en la semana como neutralizar el poco ataque de River que si bien no es eficaz puede salir alguna sorpresa con Scocco o Mora. El técnico millonario seguramente plantee una formación 4-4-2 con dos mediocampistas que hagan toda la banda para poder tirarle un centro al 9 de turno. La defensa de Patronato deberá estar atenta y frenar el juego lo más lejos de su propia área. Lo bueno es que posiblemente River no juegue con todo su equipo titular ya que buscara resguardar titulares para la Supercopa frente a Boca.

Patronato debería buscar sacarle ventajas al rival con la pelota parada ya que el Millonario no se muestra muy seguro a la hora de la marca cuando le tiran un centro desde un córner o cuando le patean un tiro libre. El rojinegro también puede explotarle las bandas a los de Marcelo Gallardo ya que sus laterales no son muy buenos marcando a los rivales; Montiel, posible titular si se paran con suplentes, no le da seguridad al técnico a la hora de marcar en defensa y mucho menos a la hora de pasar al ataque; Marcelo Saracchi tampoco es seguridad defensiva en el fondo.

Lo que deberá tener cuidado el equipo entrerriano es a la hora de cometer faltas porque el Millo cuenta con jugadores habilidosos que podrían sacarle una ventaja desde la pelota parada.