Solidez defensiva

Tigre recibió tan sólo un gol en las últimas cinco fechas. A pesar de los continuos cambios en la última línea, el equipo del Lobo Ledesma muestra a la valla propia invulnerable como uno de sus fuertes.

Solidez defensiva
Niz y Pérez Acuña en imagen (Foto: Clarín).

Uno de los grandes inconvenientes que ha tenido Tigre en los últimos años (que lo dejaron tambaleando en la tabla de promedios) ha sido la endeblez en la última línea, con mercados de pases que semestre a semestre renovaba defensores, con poco para destacar. Sin embargo, con el arribo de Cristian Ledesma, su fuerte más importante hasta el momento es el arco invicto, a pesar de que la defensa no se mantiene firme del todo, sea por lesiones o suspensiones.

Yendo al lado estadístico, desde el arribo del Lobo, Tigre lleva seis partidos jugados en la Superliga, y sólo recibió tres tantos, y con un debut con derrota (1-2 vs Banfield). Y de hecho, en los últimos cinco encuentros, la valla matadora fue vencida una vez, contra Defensa y Justicia (gol de Fabián Bordagaray). En ese lapso, el Matador igualó 0-0 ante San Martín de San Juan, luego derrotó 2-0 a Argentinos, más tarde empató 1-1 contra el Halcón y en las últimas dos jornadas empardó en cero contra Atlético Tucumán y Talleres (ante el Verdinegro y el Decano, fueron de visitante). Es decir que en 450 minutos, sólo se sufrió un gol en contra.

La defensa ideal para el DT consta de Federico Crivelli (la figura en San Juan), con Maximiliano Caire a la derecha, Carlos Rodríguez e Ignacio Canuto como centrales y Diego Sosa como lateral izquierdo. No obstante, Ledesma tuvo que ajustar piezas obligadamente, dado que Crivelli sufrió una lesión ligamentaria que lo marginará varios meses, Caire aún no vuelve al equipo titular luego de su lesión (forma parte de los relevos) y Paco Rodríguez padeció un desgarro.

Es así que los suplentes tomaron protagonismo, con buenos resultados: por un lado el arquero Julio Chiarini, muy importante para sumar un punto ante Talleres. El ex River había comenzado como titular en las dos primeras fechas de la Superliga (con Caruso Lombardi) y luego perdió el lugar con Crivelli, y ahora tendrá la gran chance de mostrarse hasta el final del torneo. Además, de 4 está Matías Pérez Acuña, aportando más marca que desborde e incursiones ofensivas (como sí Caire), pero está cumpliendo. Mismo caso que Alexis Niz, que con Caruso jugaba de lateral y ahora lo hace de zaguero central, acompañado de Canuto, que tiene experiencia y temple para comandar la última línea.

En resumen, la defensa matadora, con cambios, mantiene un buen nivel y en la próxima fecha tendrá una prueba de fuego: marcar a Cristian Pavón, Carlos Tevez y Edwin Cardona en La Bombonera, cuando visite el sábado al puntero Boca