Luche y vuelve

Martín Galmarini está próximo a recibir el alta médico y jugará en la Reserva ante Newell's. El Pato, que no juega oficialmente desde septiembre, está próximo al regreso.

Luche y vuelve
Galmarini, el capitán, superó una grave lesión (Foto: Tigre Oficial).

Si hablamos de un emblema de Tigre, de un jugador clave en las mejores conquistas del Matador en la última década, no se puede omitir a Martín Galmarini. El Patito, capitán y referente, demostró hidalguía y paciencia, para superar uno de los peores reveses de su carrera, como lo es una lesión de rotura de ligamentos cruzados. Sin embargo, el histórico 8 de Tigre la superó y está pronto a volver al verde césped.

En retrospectiva, en la fecha 3 de la Superliga (15/9/2017) Galmarini sufrió la rotura del ligamentos cruzado anterior y menisco externo de la rodilla derecha , al disputar una pelota en el partido ante Patronato (derrota 1-3 en el Coliseo de Victoria). Fue un duro golpe para el plantel, al perder a un pilar que venía siendo el capitán. Le diagnosticaron una de las peores lesiones para un futbolista, dado el prolongado tiempo de recuperación debido a la operación pertinente, y el peligro de una reincidencia en caso de no recuperarse del todo. Sin embargo, todo eso ya es historia.

Galmarini jugó los tres partidos iniciales de la Superliga


Si todo sale bien, Cristian Ledesma y Martín Aguirre contarán con un líder con experiencia para la recta final de la Superliga, aunque en el lateral derecho están Matías Pérez Acuña (titular actualmente) y Maximiliano Caire, De todas maneras, el Pato de siente mejor de 8, para aportar centros y llegada al área rival. En líneas generales, con altibajos normales, Galmarini siempre rindió tanto en la banda para defender como para atacar.

Esta clase de lesiones es moneda corriente en Victoria, con decir que, del plantel actual, la padecieron Lucas Janson, Juan Carlos Blengio y en la actualidad se están recuperando de roturas ligamentarias Federico Crivelli y Ezequiel Rodríguez. Así que Galmarini se apoyó en sus compañeros para salir adelante y volver al ruedo, a sus 36 años. Pasaron seis meses de su paso en el quirófano, y en estos días de receso, el cuerpo técnico lo evaluó con ensayos de fútbol reducido y a la brevedad recibirá el alta. Aunque antes de regresar a la Primera, sumará minutos en la Reserva (como hicieron Chimi y Janson) la semana que viene, vs Newell's.

Galmarini ganó una gran batalla, y tiene para seguir aportando su granito de arena adentro de la cancha. Con 339 partidos jugados, 20 goles, héroe del ascenso 2007 y la idolatría ganada del pueblo matador, el Pato está de regreso, porque sigue escribiendo su historia con la casaca azul francia y rojo bermellón, en un momento donde los referentes tienen que dar la cara y timonear el barco antes que estrelle.