Armani salvación

River derrotó a domicilio a Racing por 2-0 con goles de Borré y Palacios. Franco Armani fue la gran figura de la noche y el Millo entró a zona de Copa Sudamericana. Además, agrandó la paternidad en el clásico.

Armani salvación
El arquero de River que fue observado por Sampaoli, técnico de la Selección. FOTO: Olé.

El equipo de Marcelo Gallardo venció al de Coudet por 2-0 en Avellaneda con Armani como figura. Si bien River no mostró su mejor imagen, pegó cuando tenía que pegar y se llevó tres puntos de oro.

En la primera parte, Racing dominó en el medio campo y demostró atacar de manera más intensa mientras que River no pudo ser tan partícipe en la zona ofensiva. En varias ocasiones, la Academia llegó con mucho peligro como con remates de Lisandro López y Lautaro Martínez pero siempre se encontraron con la presencia de Armani. Los primeros cuarenta y cinco minutos finalizaron 0-0.

River le lleva ahora 48 partidos de diferencia a Racing, a quien no le ganaba en Avellaneda desde 2013.

En el complemento del encuentro, Racing siguió insistiendo con su potente ataque. Fue así como a los tres minutos de esta segunda parte, Martínez quedó solo ante el arco rival, eludió al portero y este terminó imposibilitando la caída de su arco. Sin embargo, los locales no desistían y seguían intentando. La labor de Pinola y Maidana, en conjunto con la de Armani, fue de lo mejor de la noche.

En el minuto 31 del segundo tiempo, Musso, que ya le había tapado un cabezazo letal a Pratto, se equivocó en la salida y dejó en los pies de Palacios la pelota que derivó en un pase hacia Santos Borré (ingresó en el ST), y este sin dudarlo eludió al mismísimo Musso y definió con el arco solo. Bailecito colombiano contra el banderín de córner y desahogo en el banco visitante.

Minutos más tarde, Racing volvería a errar una situación clara de gol en los pies de González. Otra vez aparecería la figura de Armani. En la contra de esa misma jugada, Pity Martínez recuperaría en la mitad del campo, avanzaría con la pelota más de 10 metros y habilitaría a Ezequiel Palacios (otro recién ingresado) para que con su zurda defina y de tranquilidad a todo River. 2-0 a instantes del final.

Si bien el equipo de Gallardo no mostró su mejor rendimiento, fue eficaz y se lleva una victoria de un estadio en el que no ganaba desde 2013. River descubrió que tiene un arquero que gana partidos y que además, el recambio muestra soluciones. Alentador panorama para el Millonario que entró en zona de Sudamericana (32 puntos) y quiere ingresar en la Copa Libertadores del 2019.

Resumen del encuentro