Empate agónico con sabor a victoria
Foto: Pagina Oficial Boca Juniors

El miércoles por la noche Boca se enfrentó en Brasil al Palmeiras, en donde vivió un partido difícil con un rival que había puesto todas las cartas sobre la mesa. Pese a que era un antagonista duro, el Xeneize pudo sacar un punto valioso al terminar el partido 1 por lado en un final electrizante. 

Desde el comienzo, Boca supo afirmarse en el partido e imponer el ritmo de juego más conveniente. Con el correr de los minutos, el azul-amarela fue apaciguando el ímpetu del local y lo fue llevando a un terreno errático e impreciso. En el fondo, el conjunto de Guillermo no tuvo mayores sobresaltos y, cuando se soltó, pudo llegar con peligro al área de Jailson. 

Fue así como pasaron los minutos en donde el elenco argentino con tranquilidad y sin la verticalidad de la Superliga pudo neutralizar el juego de un rival que se encontró con nervios e impresiones. Pese a que cuando se estaba desvaneciendo la primera mitad, el conjunto Albiverde pudo contratar en un mal pase de Boca, donde la defensa se descuidó, para que este disparara al arco de Rossi y se fuera desviado hacia fuera, rozando el palo izquierdo del arco. 

Para el arranque del complemento Boca siguió jugando con serenidad y el Palmeiras se pudo despertar después de un primer tiempo pobre, donde arrinconó al elenco de la ribera contra su propia área. Sin embargo, el equipo de Schelotto reaccionó y el encuentro se volvió a emparejar sin tener un ritmo acelerado donde se produjeran situaciones de goles a cada minuto. 

Sin claridad en el juego, Palmeiras empujó a fuerza de voluntad en los últimos minutos. A los 37, Keno tuvo una gran acción individual y apiló varios defensores en velocidad. Sin embargo, William, apremiado por la marca, no pudo definir de media vuelta y la pelota se terminó perdiendo al córner. 

El final, como en la primera etapa, se llevaría todas las emociones de la noche. A los 44, Guerra asistió a Keno que definió de frente al arco para poner en ventaja al elenco Verdão. Parecía que el partido se extinguía y Boca regresaba a Buenos Aires con las manos vacías. Pero, en tiempo de descuento, apareció Pavón, con su velocidad, por la banda izquierda para asistir a Carlos Tevez que, con doble marca, pudo rematar y decretar el empate definitivo. 

Cabe recalcar que nuevamente el "Apache" fue fundamental para marcar un gol al Palmeiras, equipo que siempre que lo ha enfrentado, le ha marcado. De esta manera en un cierre vibrante, Boca terminó rescatando un agónico empate con sabor a victoria.   

VAVEL Logo