Noche soñada en el Carminatti
Montaña de felicidad: los tres puntos van a Victoria (Foto: Clarín).

Alguna vez, se le tenía que dar a Tigre, que venía de recibir un duro golpe de local y tenía la espina de ser el único equipo de la Supeliga sin victorias de visitante. El contexto era el ideal para revertir esa racha, en cancha de Olimpo, que en la próxima temporada jugará en la B Nacional y que dispuso de una formación prácticamente juvenil.

El Matador, con muchos cambios y varias bajas, comenzó el partido jugando un fútbol superior al Aurinegro y terminó igual. El cuadro de Victoria hizo sufrir al descendido equipo local y lo pasó con una ráfaga matadora.

Tigre atacó en los primeros  minutos y abrió la cuenta a los 8 minutos, cuando Fede González entró al área y asistió a Javier Iritier, que con el arco a su disposición, anotó el 1-0 (primer gol del Monito en el club). El visitante no aflojó y a los 25', en una pelota detenida, Ignacio Canuto amplió la ventaja y a los 33', el lateral Diego Sosa, con un potente remate, liquidó la historia, en pleno primer tiempo: 3-0. Olimpo pudo haber descintado antes del entretiempo, como con un remate de Vidal que dio en el palo, aunque Tigre estaba en su noche y le salía todo.

En el segundo tiempo, el Matador se relajó y el Aurinegro se adelantó en el campo de juego, contando con varias situaciones para descontar, pero ahí estaba Julio Chiarini para mantener su arco en cero. El Lobo Ledesma hizo los tres cambios a falta de 15 minutos, con el pleito en el bolsillo, y a los 42' ST finalmente llegó el gol local por medio de David Depetris. Sin embargo, no fue suficiente para los bahienses, ya que Ramón Miérez, ingresado minutos antes, puso el 4-1 y en la última jugada del partido, Lucas Janson aprovechó el desconcierto local y dejó su marca para el 5-1 final (tercer gol de Pesadilla en la Superliga).

Con dos ráfagas, Tigre fue puro gol y terminó en goleada en el siempre complicado Roberto Carminatti. Primer éxito de visitante para los de Victoria, cosa que se le hacía esquiva desde junio de 2017, ante Patronato. Victoria clave en lo anímico, para que varios jugadores vuelvan al gol y para tratar de terminar la Superliga (ahora tiene 23 unidades) lo mejor posible, porque el verdadero campeonato por la permanencia arranca después del Mundial, y estos puntos no se pueden escapar.

Olimpo 1-5 Tigre

 

VAVEL Logo