Atlético de Madrid y Olympique de Marsella disputarán la final de la Europa League

Con dos finales ajustados, Olympique de Marsella y Atlético de Madrid jugarán la final de la Europa League que se jugará el 18 de mayo en Lyon, Francia. El equipo de Marsella formado por Bielsa, quien fue el padre de esta criatura y la gran virtud del “Cholo” Simeone, que nuevamente lleva a lo más alto a los Colchoneros.

Atlético de Madrid y Olympique de Marsella disputarán la final de la Europa League
Otra vez el Cholo. Imagen: El País

El Cholo de los sueños

El empate a un gol rescatado con un hombre menos en el duelo de ida sirvió para que Atleti consumara la eliminación de su rival en la cancha del Wanda Metropolitano, mediante un 1-0. Tras un gol anotado por Diego Costa en el final de la primera etapa, el Atlético de Madrid logró meterse en la final de la Europa League, al imponerse 2-1 en el global ante Arsenal.

Desde los primeros minutos, el Atlético tuvo para irse al frente, pero Costa perdonó al no definir bien ante Ospina; luego en el minuto 37, por poco cae el primero cuando Koke remató de volea, pero la pelota se fue rozando el palo; un minuto después, Griezmann también tuvo la suya, media vuelta dentro del área y mandó la pelota apenas a un lado del arco.

Tras varios intentos del equipo de Simeone, quien hoy lo vio desde la tribuna, fue en tiempo de agregado de la primera parte, que llegó el 1-0 que sería definitivo; Griezmann asistió a Diego Costa, quien de zurda disparó ante la marca pegada del defensor y la salida del arquero.

Faltaba un tiempo y Arsenal daba destellos, pero no eran suficientes, como al 52’, donde Ramsey remató sin precisión al borde del área chica, desperdiciando lo que parecía el empate. Mientras que al minuto 71, Mkhitaryan disparó de volea y el balón no alcanzó a bajar para meterse en la cueva de Oblak.

Gracias a un error del equipo arbitral

Dos partidos con finales con sufrimiento, quien la tuvo más difícil fue el equipo francés que gracias a un córner mal otorgado y un tanto de Rolando en el último suspiro de la prórroga permitieron que Marsella saliera adelante de un partido que se complicó, al superar por 3-2 a Salzburgo para instalarse en la final.

El Salzburgo, que había perdido 2-0 como visitante en la ida, se impuso en el tiempo regular de la vuelta por ese mismo marcador, gracias a un tanto de Amadou Haidara y a un gol en contra de Bouna Sarr.

El equipo francés buscará su segundo trofeo continental, 25 años después de haber ganado la Liga de Campeones. No aparece en una final europea desde que cayó ante el Valencia en el duelo por el cetro de la Copa de la UEFA (actual Europa League) en 2004.

Ambos equipos llegan a una final soñada, será doblete madrilista, con el Real y el Atlético en ambas finales de Europa, o franceses e ingleses le quitarán el sueño a la capital de España.