Valencia perdió y no le pudo meter presión al Madrid

El equipo "che" cayó de visitante frente al Villarreal y quedó a cuatro puntos de la tercera posición con dos partidos más que el Real Madrid.

Valencia perdió y no le pudo meter presión al Madrid
El Villarreal lo ganó con un gol sobre el final. | Foto: Twitter Valencia
Villarreal
1 0
Valencia
Villarreal: Asenjo; Gaspar, González, Ruiz, Rukavina (Costa, min. 46); Castillejo, Hernández, Trigueros, Cheryshev (Fornals, min. 67); Raba (Sansone, min. 83), Bacca.
Valencia: Neto; Vezo, Garay, Paulista, Gaya; Soler (Torres, min. 71), Parejo, Kondogbia, Guedes (Pereira, min. 81); Mina (Vietto, min. 67), Rodrigo.
MARCADOR: 1-0, min. 85, Gaspar.
ÁRBITRO: Jesus Gil Manzano (ESP). Amonestó a: Rukavina (VIL min. 11), Guedes (VAL min. 21), Cheryshev (VIL min. 29), Hernández (VIL min. 34), Gayá (VAL. min. 43), Parejo (VAL. min. 60), Ruiz (VIL. min. 84), Assenjo (VIL. min. 92)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la fecha N° 36 de La Liga Santander entre el Villarreal y el Valencia. El partido se jugó en el Estadio de la Cerámica. 19,079 espectadores.

A veces hay derrotas que no duelen y la que sufrió hoy el Valencia puede ser catalogada como una de ellas. Si bien el equipo valenciano de haber ganado hubiese quedado a un punto del Real Madrid a sabiendas que el elenco blanco debe visitar al Barcelona, la realidad es que el partido que más le importaba a los dirigidos por Marcelino era el que enfrentaba al Athletic Bilbao contra el Betis, porque una victoria de los vascos significaría que el Valencia saldría a cancha con el cuarto lugar asegurado. Y así fue, la victoria del Bilbao produjo que el Valencia asegure su participación en la fase de clasificación de la próxima Champions League.

Valencia salió a jugar el partido con la seguridad y confianza que daba el saber que pasase lo que pasase nadie les podría quitar su plaza en Champions, pero muchas veces esa confianza se puede traducir en relajación y puede jugar en contra. Por el otro lado el Villarreal debía ganar si quería estar un paso más cerca de volver a entrar en una competición europea, en este caso la Europa League.

El primer tiempo fue muy parejo, un Villarreal obligado a ganar de local contra un Valencia que sabía que no tenía nada que perder. El Submarino Amarillo intentó tomar la iniciativa, pero quien terminó siendo la figura de la primera parte fue Sergio Asenjo, su arquero, quien en tres minutos le tapó un tiro de volea a Rodrigo y luego un mano a mano a Santi Mina. Ya sobre el cierre del primer tiempo fue Carlos Bacca quien pudo poner en ventaja a los locales en dos ocasiones, pero en la primera, un providencial cierre de Gabriel Paulista hizo que le rebotara la pelota al delantero colombiano y que, muy cerca de la línea de gol, la pelota se fuese por arriba del travesaño y luego en la segunda chance de Bacca, el portero del visitante, Neto, le negó el gol.

Ya en la segunda mitad del encuentro poco se volvió a saber del arquero del Villarreal, Asenjo no tuvo que volver a intervenir en el partido. El equipo local tomó las riendas del duelo (63% de posesión de pelota en el ST) y el visitante se relajó y se echó unos metros para atrás, casi conformándose con que el encuentro terminase sin goles. A pesar de la superioridad que mostraba el Villarreal en la cancha, no podía transmitirla al resultado, le costaba mucho al equipo definir en el último cuarto de la cancha, hasta que en el minuto 85, desde un centro de tiro libre de Trigueros desde la izquierda, el español Mario Gaspar logró peinar la pelota con dirección al segundo palo de Neto, y nada pudo hacer el arquero valenciano para evitar que la pelota ingresara y pusiera el resultado 1-0 para los de amarillo.

El Villarreal (6°) le sacó seis puntos al Sevilla (7°) y ocho al Getafe (8°) con solo nueve puntos en juego. Matemáticamente aún no está asegurada su clasificación a la Europa League, pero solo una catástrofe podría evitarlo. En tanto el Valencia acumula cinco partidos sin conocer la victoria (tres derrotas y dos empates), pero hoy por hoy la única preocupación del equipo “che” es que no pudieron celebrar su clasificación a la Champions con una victoria.