Para volver al triunfo
El Patrón buscará sumar de a tres y cortar con la sequía de goles.

Para volver al triunfo

Este domingo Patronato deberá enfrentar al ya descendido Temperley, por la fecha 26 de la Superliga desde la 11hs. Analizamos las situaciones de los dos equipos.

Ezequiel-Olivera
Ezequiel Olivera

Se enfrentan dos equipos con aspiraciones muy diferentes, aunque se podría decir que uno ya casi no tiene. Por un lado se encuentra el local, Patronato, quien ya cumplió el objetivo de esta temporada que era mantenerse en la primera división un año más. Los dirigidos por Juan Pablo Pumpido ya se aseguraron la permanencia, aunque quieren sumar para lo que se viene. Del otro lado está Temperley, el Gasolero ya descendido, y casi sin objetivos, buscará irse con una buena imagen y probando equipo para volver lo antes posible.

El elenco entrerriano tuvo un aceptable campeonato, por momentos sufrió duras derrotas, estuvo muy cerca de la zona roja en los promedios y hasta tuvo rachas negativas que parecían no terminar, pero logro mantenerse. En las primeras fechas de esta Superliga, el Patrón arrancó de manera regular, estando en zona de copas y peleando en los primeros puestos, pero con el correr de las fechas se fue cayendo de a poco. Al conjunto de Pumpido le cuesta de visitante, lo hizo notar en este torneo, por eso debe aprovechar para cambiar esa imagen en este partido. Hay que recordar que dos fechas atrás, frente a Colón en Santa Fe, recibió una dura goleada por 4 a 0. 

Por el lado del Gasolero, las cosas en esta temporada no salieron como se planeaban. El equipo viene de ganarle al descendido Chacarita, pero a lo largo del torneo sólo obtuvo cuatro victorias. Mucho tiempo sin sumar de a tres, perdiendo encuentros decisivos y con pocas ideas, se encuentran en el fondo de la tabla, para ser más precisos en el puesto 25.

Será un partido en el que el peso lo llevará, principalmente, Patronato que tratará de mantener la posesión. El Santo puede sufrir en defensa pero demostró también que puede ser muy fuerte en ese sector, como lo hizo en partidos claves manteniendo el arco en cero. Al parecer Juan Pablo Pumpido formaría una línea defensiva de cuatro hombres, pero esta vez con la ausencia de Rodrigo Arciero, los centrales serían Walter Andrade y Renzo Vera. Para cubrir los espacios, estará Martín Rivero en la mitad de la cancha, su lugar esta por delante de la línea defensiva. 

Habrá que tener la mirada puesta en lo que pueda hacer el uruguayo Sebastián Ribas, el goleador del Rojinegro es quien recibe todas las pelotas que van arriba y ocupa los espacios libres que deja la defensa rival.

Gastón Esmerado realizaría cuatro cambios con respecto a los que jugaron ante el Funebrero la fecha pasada, el Celeste juega su último partido en primera ante su gente y el DT para esta ocasión apuesta a los juveniles para tratar de cambiarle la cara al equipo. El esquema para enfrentar al Patrón es un 4-4-2.

Juan Pablo Pumpido ha tenido menos días para preparar el partido debido a que su rival ha disputado su encuentro en primer turno, de esta forma ha tenido siete días para intentar sacar algo positivo ante uno de los mas flojos equipos del torneo. Sabe que las jugadas de pelota parada es uno de los puntos en los que puede hacer daño al Gasolero, por eso se ha trabajado en eso y en la solidez defensiva. El equipo no ha podido marcar ningún gol desde la fecha 22 cuando a los 26 minutos del segundo tiempo Matías Garrido anotó ante Arsenal en el 1 a 1.

Las claves del partido serán la solidez defensiva del Patrón y la eficacia que estos puedan tener. Si los de Paraná consiguen que vayan pasando los minutos y Temperley no marca, los de Gastón Esmerado comenzaran a impacientarse, meterán más hombres arriba y en ese momento es cuando Patrón podrá aprovechar un desajuste defensivo para romper la igualdad en una contra.

VAVEL Logo