Otro en pegar el portazo y van...
Bernardi renunció ayer luego de la derrota con Racing en condición de local | Foto: TyC Sports

Otro en pegar el portazo y van...

Lucas Bernardi dejó su cargo de entrenador en Estudiantes de La Plata y en la actual Superliga se marcharon 22 entrenadores por diversos motivos sobre 26 fechas.

nico-castillo
Nico Castillo

Hoy en día, en Argentina es muy complicado sostener proyectos a largo plazo porque se exigen resultados de una u otra manera, todos quieren ganar sea como sea y encontrar una identidad de juego de acuerdo al equipo. En el día de ayer renunció el adiestrador número 22 y en 26 jornadas disputadas a una del final del torneo doméstico, ahora le llegó el turno de decir adiós a Lucas Bernardi, quien no estaba haciendo una buena campaña con el Pincha.

Para la actual temporada del elenco platense, la parcialidad nunca le convenció el estilo de Bernardi, al frente en la cuerda floja en la Libertadores y no clasificando a la Sudamericana 2019. Justamente en la escuadra presidida por Juan Sebastián Verón en el presente torneo y en la tercera fecha ya se había quedado sin comandante cuando Gustavo Matosas se fue del club y lo abandonó luego del empate contra Colón en Santa Fe.

Matosas fue uno de los primeros en dar un paso al costado

Al mismo tiempo que Matosas, otro en decir basta fue Diego Aguirre, quien renunció en San Lorenzo luego de la eliminación por la Libertadores en manos de Lanús. El "uruguayo" estaba haciendo al principio de la competición una aceptable labor y había cosechado dos empates y un triunfo al comienzo.

Aguirre estaba en la cuerda floja y decidió alejarse del Ciclón

Una fecha más tarde, en la cuarta, Claudio Vivas se alejó de Defensa y Justicia. El ex Quilmes, entre otros, tuvo un cortocircuito con la dirigencia del Halcón y ese fue el motivo de su alejamiento.

Vivas estaba haciendo una labor aceptable en Florencio Varela.

Sebastián Méndez se marchó de BelgranoMario Sciacqua de Olimpo. Los motivos fueron del primero por problemas personales y el segundo por malos resultados en el Aurinegro, uno de los descendidos en la presente temporada.

Dos semanas más tardes se fueron de sus instituciones Paolo Montero, Gustavo Álvarez y Omar De Felippe. En aquel momento se quedaron sin entrenadores Rosario Central -post eliminación contra Atlético Tucumán-, Temperley -por falta de victorias y complicados en los promedios- y por último Vélez -por problemas extrafutbolísticos- . 

La lista se amplió en la jornada 10 y 12; en orden fueron: Diego Cocca (Racing), Walter Coyette (Chacarita), Jorge Almirón (Lanús), Humberto Grondona (Arsenal), Mariano Soso (Gimnasia LP), Mauricio Larriera (Godoy Cruz), Rubén Forestello (Olimpo) y Ricardo Caruso Lombardi (Tigre). Cocca decidió dar un paso al costado y buscar nuevos horizontes, Coyette -no encontró nunca una idea de juego en la máxima categoría-, Almirón -cumplió un buen ciclo en el Granate-, Grondona -porque no podía conseguir victorias y sacarlo del fondo-, Soso -pelea con la dirigencia del Lobo-, Larriera -porque no cumplió los objetivos propuestos-, Forestello y Caruso Lombardi -por malos resultados-.

Juan Manuel Llop se despidió de Newells por cortar circuitos con la dirigencia en la fecha 16 y dos jornadas más tarde llegó el turno de Néstor Gorosito en San Martín de San Juan. Cinco jornadas más tarde Facundo Sava se fue de Gimnasia de La Plata y Leonardo Fernández acompañado de Christian Bassedas se fueron de Central y Olimpo respectivamente.

Y el último fue Bernardi en no terminar su mandato y dar un paso al costado. Los únicos equipos en seguir con los mismos comandantes son: Argentinos, Atlético Tucumán, Banfield, Boca, Huracán, Independiente, Patronato, River, Talleres y Unión. La gran pregunta sería: ¿se quedarán hasta el final del torneo a falta de una fecha?.

VAVEL Logo