Juventus afirma su dominio ganando la Copa Italia
La Juventus se acostumbró a salir Campeón. Imagen: @juventusfcen

Juventus afirma su dominio ganando la Copa Italia

Juventus sumó su cuarta Copa Italia consecutiva, la trigésima de su historia, luego de ganarle con autoridad por 4-0 en la final a Milan. Gracias a esta conquista la “Juve” se convirtió en el único equipo italiano en conquistar la Copa de Italia por cuatro años consecutivos.

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

En la final disputada en el Estadio Olímpico de Roma, el mejor equipo de Italia resolvió la final en la segunda etapa. Jugando con contundencia y torciéndole la muñeca a su rival, gracias a un doblete del marroquí Medhi Benatia, un gol del brasileño Douglas Costa y un gol en contra del croata Nikola Kalinic.

Para la Juventus éste es el primer trofeo del año, luego de quedar eliminado por un penal dudoso en la Champions League ante el Madrid. El equipo de Turín logró recuperarse para llegar a no solo conquistar dicho trofeo, sino que además estar a punto de conseguir el séptimo título de Liga.

En el primer tiempo el único equipo que intentó fue la “Juve”, intentó abrir el cerrojo del Milan por las puntas y por ello Dybala por momentos fue importante para que su equipo sea punzante, pero sin hacer daño.

El primero en llegar al área rival fue la Juventus, donde Sami Khedira  recibió un pase preciso dentro del área, y disparó con potencia hacia el centro del arco que Gianluigi Donnarumma detuvo con comodidad.

La respuesta del Milan llegó rápido, y gracias a una soberbia intervención de Gianluigi Buffon quien detuvo el remate a corta distancia de Patrick Cutrone, evitó el gol que podría haber cambiado la historia del partido. Este arranque fue un espejismo, ya ambos conjuntos extremaron su táctica y prácticamente no volvieron a crear peligros concretos en el arco rival.

El dominio del balón de la Juventus terminaba siempre en centros intrascendentes siendo el más activo el colombiano Juan Guillermo Cuadrado, quien intentaba mover la orquesta pero ninguno de sus compañeros lograban desmarcarse.

Tras la buena atajada de Buffon los ojos de los espectadores se despabilaron recién a los 16 minutos cuando el delantero de la Juventus, Paulo Dybala, conectó una espectacular volea dentro del área que se fue ligeramente desviada por el poste izquierdo.

Luego del remate del argentino, tuvieron que pasar quince minutos para que uno de los dos vuelva a sorprender a su rival, y en este caso fue Suso (Milan), quien sacó un espectacular misil ajustado al poste derecho que Buffon volvió a tapar con una sensacional atajada, mandando la pelota al córner.

Esta fue la última jugada de peligro del primer tiempo, y esta malaria ofensiva, hizo recordar a los cinco anteriores enfrentamientos a partido único entre Juventus y Milan, que siempre habían terminado en la prórroga o en una definición por penales.

Sin embargo, todo cambió en la reanudación, con el Juventus que aumentó la intensidad y que, tras un primer aviso de Dybala (sensacional atajada de Gianluigi Donnarumma), consiguió adelantarse gracias a un cabezazo de Benatia tras un saque de esquina lanzado por el bosnio Miralem Pjanic.

El gol del marroquí hizo perder confianza a un Milan que en tres minutos despilfarró todo lo bueno que había realizado defensivamente, porque primero fue Douglas Costa quien marcó el 2-0 con un disparo desde el borde del área y luego Donnarumma no pudo tapar un balón aparentemente cómodo y Benatia aprovechó para marcar el 3-0.

Fueron dos golpes duros, que destrozaron a un Milan que no pudo recuperarse y que a los 74 minutos recibió el cuarto gol, tras un gol en contra del croata Nikola Kalinic quien al intentar cerrar un córner en el área chica cabeceó el balón por detrás del arquero.

El último gol cerró el partido, los últimos quince minutos estuvieron de más, por ello el árbitro Antonio Damato, marcó el final del partido sin dar minutos de tiempo añadido y los "bianconeri" pudieron celebrar otra gran victoria, que certifica su absoluto dominio a nivel nacional.

VAVEL Logo