Empate amargo en Paraná
Un punto que poco le sirve a Patronato (Foto: Gambeteando).

Empate amargo en Paraná

Patronato no salió del cero y empató sin goles ante Banfield en el Presbítero Bartolomé Grella, en un partido escaso de emociones, pero que pudo haber sido para cualquiera. El Rojinegro termina la Superliga con 33 puntos y décimo noveno en las posiciones.

FrancoLeiva
Franco Nahuel Leiva

A ninguno le servía el empate en la previa. Patronato llegaba de vencer a Temperley y se ilusionaba con seguir de buena racha. Banfield venía de ganarle a Chacarita Juniors. Sin embargo, muestra clara de la posición de ambos en la tabla de la Superliga, aburrieron en Paraná y siguen siendo irregulares.

El partido empezó chato, con imprecisiones de ambos lados, aunque el Rojinegro disponía de mejores recursos para lastimar en el área rival. En el Taladro, se destacaba la sociedad Julián CarranzaDarío Cvitanich, aunque sin compañía para gravitar en los metros finales. Banfield se asomaba al arco defendido por Sebastián Bértoli, mientras que el local acechaba a Mauricio Arboleda. Lo más destacado de la primera parte fue la última jugada, en un centro a la puerta del área para Banfield, donde el defensor Walter Andrade se la lleva con el brazo pero el árbitro entiende que fue con el pecho.

En el complemento, Banfield salía más decidido, sabiendo que no tenía la obligación de asumir el protagonismo de visitante. Sumado a que la gente se levantaba pero el Taladro seguía atacando: remate de cabeza de Cvitanich que pasaba cerca. Durante varios minutos, la visita controlaba el trámite aunque no aprovechaba su momento. Y el local, en una acción aislada, disponía de una ocasión inmejorable: un cabezazo de Adrián Balboa pero el arquero Arboleda se luciría en su tapada y la mandaría al tiro de esquina. Chance increíble desperdiciada.

Julio César Falcioni, cuando el partido se moría, apostaba por Nicolás Linares, mientras que Juan Pablo Pumpido hacía ingresar a Lautaro Comas. Cada equipo especulaba más un error del otro que una elaboración propia. No obstante, Banfield lograba acechar a su adversario en los minutos finales, y Renato Civelli dispuso de una chance que no pudo concretar. Pablo Echavarría, de discreto labor, daba por terminado el partido: 0-0, un punto para cada uno, sin emociones.

Patronato no pudo despedirse de su gente con un festejo, terminó la Superliga sin haber conseguido una victoria. El Rojinegro tiene sólo 33 puntos y se perdió otra oportunidad de poder descontarles a sus rivales directos por la permanencia en el torneo que viene.

VAVEL Logo