Entrenador de Túnez 2018: Nabil Maâloul, en busca de agrandar su figura

El entrenador, poco conocido a nivel Mundial, tiene un buen historial en el equipo africano y este año logró clasificarlos a la Copa del Mundo. Buscará meter un batacazo.

Entrenador de Túnez 2018: Nabil Maâloul, en busca de agrandar su figura
El técnico que hizo posible la participación de Túnez en Rusia. Foto: Tribunero

Túnez sin dudas fue una de las sorpresas en las Eliminatorias Africanas rumbo al Mundial de Rusia 2018. En un grupo medianamente accesible, logró una clasificación de manera invicta que lo catapultó a su quinto Mundial de su historia.

Mucho de este logro tiene que ver Nabil Maâloul, el actual DT del país africano, que hizo una tarea espléndida a lo largo de las dos fases que jugó el conjunto tunecino. Pero, ¿quién es Nabil Maâloul?

El director técnico de 56 años antes de ser técnico fue jugador de fútbol. Se desempeñó en Esperance de Túnez, Hannover 9 de Alemania, Al-Ahli de Arabia Saudita, CA Bizertin y cerró su carrera  en Club Africain. Además, formó parte de la selección de Túnez, donde en 74 juegos anotó 11 goles.

Luego comenzó su etapa de entrenador en Olympique du Kef en 1997 y luego estuvo como asistente de Roger Lamerre en la selección de su país, donde logró ser parte de la obtención de la Copa de África. Luego tuvo pasos por Club Africain, CA Bizertin, Esperance de Túnez hasta que le llegó la oportunidad de dirigir a su país en el transcurso de las Eliminatorias Africanas rumbo a Brasil 2014. Pero lamentablemente en su primera etapa quedó eliminado a manos de Cabo Verde y rápidamente dimitió a su cargo. 

Pero el fútbol da revancha. Luego de un breve periplo por Raja Casablanca, El Jaish y la selección de Kuwait; volvió a tener una segunda chance al mando de Túnez. Y no desentonó. Tuvo un nivel brillante con un muy buen juego colectivo y arrasó en ambas fases para ser parte del Mundial de Rusia 2018.

Ahora buscará seguir haciendo historia con el equipo tunecino, plagado de jóvenes y hombres con experiencias. El Grupo G le resultó ser un grupo más que complicado, aunque nadie le quita la oportunidad de meter un batacazo.