Entrenador de Uruguay 2018: Óscar Tabárez, más de una década como maestro

A los 71 será el entrenador más veterano entre los 32 participantes y el que con 12 años seguidos lleva más tiempo en una selección

Entrenador de Uruguay 2018: Óscar Tabárez, más de una década como maestro
Foto: fifa.com

El 16 de noviembre de 2005, Uruguay, vio cómo su selección quedó fuera del Mundial de Alemania 2006 ante los australianos, viejos conocidos en las repescas. Era hora de volver a enseñar el camino, y el más indicado para ello no era otro que 'el Maestro' Óscar Washington Tabárez. En Rusia 2018 completará 12 años al frente de la Celeste

En 1988, aún con el fresco recuerdo de su título de la Copa Libertadores con el Peñarol, fue llamado por la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) para dirigir a la selección en la Copa América de Brasil'89 y las eliminatorias hacia Italia'90. Con Tabárez fueron segundos en Brasil y sacaron pasaje a la cita mundialista al imponerse a Bolivia en un triangular. 'El Maestro' conformó una selección con estrellas como Enzo Francescoli, Rubén Sosa, Rubén Paz y Antonio Alzamendi, que sufrió mucho en el Grupo E con Bélgica, España y Corea del Sur, pero le regaló al fútbol un momento épico, 'a lo uruguayo', cuando Daniel Fonseca anotó en el último minuto a los asiáticos, para clasificar a los octavos de final, donde le esperaba Italia. El estadio Olímpico de Roma vio el 25 de junio de 1990 cómo los Azzurri de Salvatore Schillaci vencieron a los orientales por 2-0. Así se terminó la primera etapa de 'el Maestro' en la Celeste. 
 
Poco después llegó al banco de Boca Juniors al que llevó al título argentino en 1992 con un elenco de estrellas como Carlos Fernando Navarro Montoya, Roberto Cabañas, Diego Latorre, Gabriel Batistuta y Walter Pico, entre otros, para luego ir a Italia a orientar al Cagliari y al Milán, y a España al Real Oviedo. 

 

De vuelta en América tuvo un breve paso por Vélez Sarsfield (2000-2001) y un regreso a Boca en 2002, año en que Uruguay, con Víctor Púa, fue eliminada de Corea del Sur-Japón en primera ronda. La AUF volvió su mirada a 'el Maestro' y desde el 2006 la meta fue estar en Sudáfrica 2010 con una generación que prometía, con Diego Forlán, Diego Lugano, Egidio Arévalo Ríos y Sebastián Abreu. Tras quedar quintos en las eliminatorias y superar en repesca a Costa Rica, los uruguayos llegaron en 2010 al Mundial de Sudáfrica, en el que fueron cuartos, lugar que no ocupaban desde México'70. Un año después, en el camino estuvo la Copa América de Argentina 2011, que ganaron sin atenuantes. 

 
El camino hacia el Mundial de Brasil 2014 también tuvo para los uruguayos una repesca como capítulo final, esta vez con Jordania, que se asemejó más a un mero trámite. La aventura en Brasil llegó hasta octavos de final, cuando James Rodríguez y Colombia vencieron por 2-0 en el Maracaná. La selección uruguaya llegó a este enfrentamiento disminuida en su ánimo ya que tres días antes la FIFA sacó del torneo a su principal astro, Luis Suárez, por morder en un hombro al defensor italiano Giorgio Chiellini en la jornada final de la fase de grupos.
 
En la ruta hacia Rusia 2018, dirigirá su cuarto Mundial -Italia ‘90, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y ahora Rusia 2018- y para esta cita, para la que Uruguay consiguió la clasificación sin demasiado sufrimiento ha optado por una mezcla de ilustres veteranos y jóvenes inexpertos. 
En la lista de 23, nueve están por debajo de 25 años y destacan entres esos ‘jóvenes aunque sobradamente preparados’ Nández, Torreira, Bentancur y Maxi Gómez. De hecho, éste último no ha jugado ni tan sólo un minuto oficial con la camiseta celeste pero sus 15 goles en el Celta este curso bien le valen la llamada. 
 
 La experiencia la pondrán Muslera, Martín Cáceres, el Cebolla Rodríguez, Godín, Cavani y Suárez. Cavani, con 40 goles en el PSG, y Suárez, con 31, son, sin duda, una de las duplas con más mordiente. Que la experiencia se concentre en la defensa y el ataque y la renovación en el centro del campo han hecho que el equipo de Tabárez tenga ahora mayor movilidad en su forma de juego y mayor dominio de la pelota que en etapas anteriores.
 

 Jugador por jugador 

 
Martín campaña 
Campeón de la Sudamericana con Independiente, llegó al Rojo procedente de Defensor Sporting y ha mantenido la progresión. Eso sí, apenas un partido internacional en un amistoso discreto ante Trinidad y Tobago. 
 
Fernando Muslera
 Santo y seña de la portería uruguaya estos años, se conformó con ser fijo en el Galatasaray a nivel de clubes. Comete algún error puntual, pero es de garantías. Para el recuerdo su gran Copa América de 2011.
 
Martín Silva 
Ha sido la alternativa a Muslera cuando éste no ha estado, es un portero sobrio, bueno por alto, expeditivo. En Vasco ha rendido a un gran nivel, aunque es complicado que pueda jugar. Será su último Mundial. 
 
Martín Cáceres
Nunca se consolidó como central y ha terminado en el lateral, especialmente el izquierdo. Ha tenido menos peso en la generación del que se esperaba. Comete errores y mide mal. Eso le pesó en Barça y Juventus.
 
Sebastián Coates
 Viene de una temporada excelente en el Sporting de Portugal, algo tosco pero con cuerpo y tablas, acusó irse muy joven al Liverpool pero dar un paso atrás le ha impulsado. Jugó mucho en la fase previa. 
 
José María Giménez
El Atlético acertó de pleno fichándolo de Danubio con 18 años, y él ha respondido estos años a la exigencia como el gran central que es: intenso, vigoroso, rápido, contundente... Titular ya para Tabárez. Magnífico. 
 
Diego Godin 
Toda una leyenda del fútbol uruguayo y del Atlético, llegó a ser quizá el mejor central del mundo y aún está entre ellos. Duro, incansable, buenísimo por alto, en Uruguay tiene los mismos galones que en su club. 
 
Maximiliano Pereira 
Mantiene el nivel competitivo, tanto en el Oporto como en la selección. Ya no es indiscutible, pero ofrece la fuerza y la garra de siempre en el lateral. Llegó a marcar en semifinales de 2010 ante Holanda. Clásico. 

 

Gastón Silva 
Magnífico con la Sub-17 en el Mundial de 2011, entonces central, ahora ya lateral, se ha asentado en Independiente por la izquierda y ahí tiene hueco en la selección. Potente, defensivo y dominador por arriba. 
 
Guillermo Varela 
El United lo fichó siendo juvenil, pasó luego por el Castilla y se diluyó hasta regresar a Peñarol, donde ha vuelto a ser el lateral derecho completísimo que apuntaba. Titular en los dos amistosos de marzo. En progresión.
 
Rodrigo Bentancur 
Italia le ha venido muy bien, pese a no ser titular en la Juve. A su calidad como mediocentro ha añadido capacidad defensiva y conceptos tácticos. Una de las joyas de la Sub-20 semifinalista del Mundial. Clase. 
 
Giorgian De Arrascaeta 
Utilizado por Tabárez en el último tramo de las Eliminatorias, especialmente en banda izquierda, tiene calidad, visión de juego y aporta cosas diferentes. Varios años de crecimiento en Cruzeiro tras salir de Defensor. 
 
Diego Laxalt 
Atrás queda su época como extremo zurdo, reconvertido ya en Italia a carrilero o lateral. Ahí están sus opciones en la selección. Fino, desequilibrante, ha sabido reciclarse desde aquel talento que fichó el Inter en su día. 
 
Nahitan Nández 
Titular en Boca, parece que también en la selección, aporta calidad, recorrido y mucha llegada. Destacó como Sub-20 y en el fútbol argentino se ha hecho un futbolista más completo. Sorprenderá en el Mundial.
 
Cristian Rodríguez
 Clave en Peñarol desde su vuelta jugando más por dentro que de extremo, aunque siempre con una buena zurda, tiene experiencia y a Tabárez le gusta su empaque y trabajo. No llegó a triunfar en el Atlético. 
 
Carlos Sánchez
 Excelente llegador, fue de lo mejor del último River campeón de Libertadores y de ahí se marchó a México. Fue perdiendo el sitio en la selección tras ser titular en las dos últimas Copas Américas. Box to box.
 
Lucas Torreira 
 Mediocentro, pequeño pero con gran movilidad, fenomenal en la Sampdoria tras llegar del Pescara, debutó en marzó con Uruguay y este Mundial le llega muy pronto. Otro de los nuevos jóvenes centrocampistas charrúas. 
 
Matias Vecino 
Se ha hecho con un puesto en mediocampo con total justicia, equilibra, juega y ha ganado mucho empaque en Italia, primero en la Fiorentina y ahora en el Inter. Fantástico mediocentro, vive un gran momento.
 
Edison Cavani 
Goleador certero, magnífico de cabeza, ha terminado el año con excelentes cifras en el PSG y así lo ha hecho por donde ha pasado: Juve, Nápoles, Palermo... En la selección ha jugado mucho pegado a una banda. 
 
Maximiliano Gómez 
Magnífica primera temporada en España, en el Celta, tras brillar en Defensor Sporting. Corpulento pero con buen juego de espaldas y de pies, se ha ganado a pulso su presencia en el Mundial. Muy prometedor.
 
 Cristhian Stuani 
Gran temporada en el Girona, la coincidencia con Cavani y Suárez le ha impedido tener una mayor carrera internacional, pero se ha sabido adaptar incluso jugando por un costado. Trabajo, zancada y buen olfato.
 
Luis Suárez 
Máximo goleador histórico de la selección uruguaya, Luis Suárez comandará a su selección una vez más. El ‘9’ uruguayo volverá a un Mundial tras su mordisco a Chiellini en Brasil 2014. En Sudáfrica hizo tres tantos y repartió dos asistencias, además de hacer una “parada milagrosa” ante Ghana en cuartos de final. Un currículum de lo más dilatado en cuanto a presencias mundialistas. Está ya en los 100 partidos con la selección absoluta de Uruguay y durante todos ellos siempre ha sido el mismo: instinto, hambre, tensión y gol. 
 
Jonathan Urretaviscaya 
Prometía más de lo que luego ha sido, pasó sin pena ni gloria por Portugal y el Deportivo, pero ha entrado por sorpresa en la lista después de buenos años en México. Trabajo y recorrido por banda. Pocas opciones.
 
El once probable de Tabárez: Muslera, Pereira, Giménez, Godín, Silva, Sánchez, Arévalo, Vecino, Rodríguez, Suárez y Cavani