Análisis táctico de México 2018: rotar o no rotar
El conjunto azteca tiene demasiadas variantes en su once inicial | Foto: Prensa FMF

Análisis táctico de México 2018: rotar o no rotar

El equipo mexicano no tiene un esquema definido, esto debido a las ideologías de su entrenador.

claudio-lopez
Claudio Lopez

El esquema de la selección mexicana se basa principalmente en el rival que puede tener en frente. Juan Carlos Osorio sabe la importancia de conocer a su rival y conocer tanto las debilidades como las fortalezas de cada equipo; para así complementar su once inicial.

Cuarenta y siete alineaciones diferentes son las que se dieron en 47 partidos bajo la tutela del colombiano; las rotaciones no llegan a gustar en su país pero lo que si gusta a los integrantes de la selección mexicana es la apertura que da para competir por un puesto día a día y partido a partido.

Osorio junto a Héctor Herrera en un entrenamiento | Foto: Prensa FMF

Aunque todas las cartas indican a que “El Predicador” usará un esquema de 4-3-3 en el primer partido de México en el Mundial ante la Alemania de Joachim Löw. Con Guillermo Ochoa en la portería, de centrales Moreno y Salcedo; por las bandas Layún y Álvarez o algún experimento, por derecha en el mediocampo Herrera, como volante por izquierda Andrés Guardado y como medio punta Marco Fabián. Mientras que adelante como delantero centro Jímenez y abasteciendo balones, Lozano y Vela.

Esto hace que su juego se base en la apertura del campo, mucha llegada por las bandas y dependiendo de los defensores, controlar el balón con el centro delantero y repartir juego con el medio punta; los mediocampistas hacen doble labor en el campo, atacar y defender ya que en su esquema se deshace del “contención natural”. Es entusiasta de los futbolistas corpulentos y altos, ya que para él son “El futbolista de la nueva era”; es por eso que en defensa los centrales deben ganar con facilidad los balones aéreos y hacerse presente cuando se sumen al ataque, ademas sus laterales deben intercalarse; es decir, cuando uno sube a atacar, el otro deberá quedarse a apoyar en defensa.

Alineación en la cual Pizarro, Jorge Hernández y Govea no llenaron el ojo del colombiano | Foto: Prensa FMF

La rotación no permite elegir un once de “gala” para México, y es así como el esquema táctico también se modifica; como lo hizo en la Copa Confederaciones de 2017 donde jugó dos partidos con linea de 5 defensores, 2 mediocampistas y los 3 ofensores. Solo Juan Carlos Osorio sabrá como modificar tácticamente ante su similar alemán el 17 de junio de 2018.

El conjunto mexicano festejando un gol en un amistoso  ante Polonia | Foto: Prensa FMF

VAVEL Logo