Estrella de Francia 2018: Griezmann, la esperanza francesa para conquistar el mundo

La estrella del equipo francés es el, por ahora, delantero de Atlético Madrid, Antoine Griezmann. Multicampeón en el Colchonero y goleador letal, va por una doble revancha: mejorar lo hecho en 2014 y sacarse la espina de la Euro 2016.

Estrella de Francia 2018: Griezmann, la esperanza francesa para conquistar el mundo
Griezmann. Foto: The18.

Desde que Francia conquistó el Mundial donde fue anfitrión, en 1998, siempre se ha posicionado como candidato a volver a ganar la Copa del Mundo, mucho más tras también ganar la Eurocopa 2000, con David Trezeguet como héroe. Sin embargo, en los últimos 15 años, Les Blues estuvieron lejos de ser protagonistas: eliminados en primera ronda en 2002 y 2010, el oasis que fue la final de Alemania 2006, lo que fue la despedida de Zinedine Zidane, y cuartofinalistas en 2014. Ahora, con un plantel repleto de jóvenes que ya son estrellas en los principales equipos europeos, quien sobresale, sin dudas, es Antoine Griezmann, que está preparado para recuperar el cetro que alguna vez ostentó Zizou.

El Príncipe afrontará su segundo Mundial: casi sin experiencia en la Selección Mayor (sí en la Sub 21, donde ganó la Euro juvenil), Deschamps lo convocó a la cita mundialista pasada, donde disputó los cinco encuentros de su país, hasta la eliminación en 4tos de final ante Alemania, sin goles. En ese entonces, tenía solo 22 años y un futuro prometedor, para convertirse actualmente en referente de Los Galos, y su mayor esperanza para ser protagonistas en Rusia.

Griezmann, uno de los mejores delanteros del momento (Foto: Web)
Griezmann, uno de los mejores delanteros del momento (Foto: Web)

Griezmann es un delantero con todas las cualidades posibles: buen juego, habilidad, velocidad, picardía, cabezazo, remate de media distancia, cambio de ritmo y apariciones en los momentos donde más se lo necesita. Empezó su carrera profesional en el fútbol español, en Real Sociedad: en el club vasco logró el ascenso a Primera División y la clasificación a la Champions League en 2013. Su gran actuación allí le valió el pase al Atlético Madrid de Diego Simeone, a cambio de € 30 millones, a mediados de 2014, tras ganar La Liga. 

En el Colchonero, en su primer partido, ya ganó su primer título: la Supercopa de España, nada menos que ante Real Madrid. En los años siguientes, el atacante galo encajó a la perfección en el modelo del Chopo, siendo siempre presente en las ligas posteriores y en competiciones europeas: finalista de la Champions 2016 (perdida ante el clásico madridista) y campeón de la UEFA Europa League 2018, en la cual Grizou anotó un doblete en la mismísima final, contra Olympique de Marsella, para ganar este trofeo que le dará el derecho al Aleti a disputar la Supercopa europea, de nuevo contra Real Madrid. Su gran performance casi que le asegurará su fichaje al Barcelona de Messi y Suárez para la próxima temporada, como aseguran varios medios locales.

La espina del Príncipe

Griezmann fue elegido como Bota de Oro en la pasada Eurocopa 2016, que tuvo lugar en su casa, Francia. Con seis tantos, el delantero del Aleti llevó a Les Bleus al partido definitorio por primera vez desde el 2000. En la semi, dejó en el camino nada menos que a Alemania, campeón del nundo vigente. Estaba todo dado para que los franceses, los anfitriones, celebraran en el Stade de París. Sin embargo, la corona se la llevó Portugal, por primera vez en su historia, sin Cristiano Ronaldo en la final, pero con el sorpresivo Eder que enmudeció a todo un país. Las lágrimas del Príncipe resumieron todo. Quiere su revancha en Rusia.

En la selección absoluta, Griezmann lleva 20 goles anotados. Para estar en Rusia 2018, aportó goles ante Búlgaros, Luxemburgo, Holanda y Bielorrusia. Aún no tiene goles en Mundiales, y quiere cortar la sequía este mes. Se espera mucho del goleador colchonero.

Doblete a Alemania