Entrenador de Irán 2018: Carlos Queiroz, un trotamundos del fútbol ante una nueva aventura
Foto: Diario Marca

Entrenador de Irán 2018: Carlos Queiroz, un trotamundos del fútbol ante una nueva aventura

Carlos Queiroz, como entrenador ya estuvo en tres Mundiales en los cuales dirigió a Sudáfrica, Portugal e Irán.

bentidiego
Diego Bentivegna

El técnico de la selección de Irán, el portugués Carlos Queiroz con vistas al Mundial de Rusia, está ante un nuevo desafío luego de dirigir al poderoso Real Madrid y a la selección de Portugal. El experimentado entrenador expresó en una entrevista para la pagina web de la FIFA: “Estar en Rusia es un sueño hecho realidad para el fútbol iraní”.

A su vez, afirmó: “Hemos logrado este sueño con mucho trabajo y sacrificios, lo que no hace sino aumentar el honor y el privilegio que sentimos de estar aquí”. Por último analizó: “Irán se codeará con los mejores equipos del mundo. Llegamos ansiosos por mantener este sueño el mayor tiempo posible y esperamos hacer nuestra parte para hacer de esta la mejor Copa del Mundo de todos los tiempos”.

De esta manera Queiroz expresó sus sueños e ilusiones de cara a una nueva Copa del Mundo. Será una nueva experiencia para su larga historia como técnico. Su camino en la dirección técnica comenzó en 1989 desde bien abajo ya que estuvo al frente de los Sub-16 y Sub-20 del seleccionado portugués. En sus primeros pasos los Sub-16 alcanzaron el tercer puesto y los Sub-20 el primer lugar en los campeonatos del mundo de esas categorías. Por esos logros, fue ratificado en su función y en 1991 obtuvo el Mundial Sub-20 que se organizó en el país luso. La selección portuguesa contó con los grandes aportes de Luis Figo, Fernando Couto, Rui Costa y Joao Pinto.

Por esta nueva consagración, Queiroz se transformó en el nuevo entrenador del seleccionado mayor de Portugal. Sin embargo no pudo trasladar sus éxitos en esa formación ya que no logró la clasificación para la Copa del Mundo de Estados Unidos, de 1994 y por ello fue despedido. Después de cuatro años, tuvo un nuevo desafío: Sporting de Lisboa. Su paso por el conjunto de la capital también fue dificultoso y por ello no pudo continuar en su puesto, luego de esa aventura dirigió varios equipos y selecciones.

A pesar de que no fueron años fructíferos en cuanto a logros, al frente de la Selección de Sudáfrica consiguió el pasaje para disputar el Mundial de Corea y Japón 2002. En ese certamen, el seleccionado sudafricano no avanzó a los octavos de final ya que por el Grupo B empató 2 a 2 contra Paraguay, venció a Eslovenia por 1 a 0 y cayó con España por 3 a 2. El combinado español y la alineación paraguaya clasificaron a la fase siguiente mientras que los sudafricanos quedaron eliminados.

Luego de su etapa en Sudáfrica, comenzó una nueva aventura cuando llegó de la mano del representante portugués Jorge Mendes para ser el segundo técnico de Manchester United que conducía con éxito Alex Ferguson. Después de obtener la Premier League y de llegar a la final de la Copa de la Liga, Mendes rescindió el vínculo de Queiroz con el equipo inglés y llegó a un acuerdo con Real Madrid para que reemplace a Vicente Del Bosque.

En la formación madrileña, que integraban Luis Figo, Zinedine Zidane, Raúl, Ronaldo, David Beckham, Roberto Carlos, Michael Owen, Julio Baptista, entre otros, no pudo repetir los lauros del experimentado entrenador español, solamente alzó la Supercopa de España, y fue destituido. Después de esa experiencia fallida, regresó a Manchester United para volver a desempeñar la misma función de su primera etapa.

Unos años más tarde, en julio de 2008, el seleccionado portugués volvió a convocarlo y logró la clasificación para el Mundial de Sudáfrica de 2010. En esa Copa del Mundo, en el Grupo G, Portugal empató 0 a 0 frente a Costa de Marfil, derrotó 7 a 0 a Corea del Norte e igualó 0 a 0 ante Brasil. El conjunto conducido por Queiroz clasificó a los octavos de final pero no pudo continuar en el certamen porque España le ganó por 1 a 0. Unos meses después de esa actuación, los dirigentes portugueses lo despidieron de su puesto.

Igualmente, en abril de 2011 volvió a tener una nueva oportunidad en el fútbol mundial, porque apareció en escena el seleccionado iraní. Bajo sus indicaciones, la selección persa llegó al Mundial de Brasil, en 2014. En ese torneo, no consiguió el pasaje a los octavos de final pero renovó su contrato por cuatro años más. Sin embargo, la eliminación en cuartos de la Copa Asia más unas diferencias con la dirigencia provocaron que presente su renuncia. Asimismo, no hay mal que dure 100 años, porque volvieron a reunirse rápidamente y retomó su función.

Irán en las eliminatorias para la Copa del Mundo de Rusia, finalizó como líder del Grupo D de la zona asiática y aguarda con ilusiones que comience la máxima cita del fútbol con un entrenador que conoce a fondo esta competencia. 

VAVEL Logo