Entrenador de Bélgica 2018: Martínez ordenó a la época dorada del fútbol belga
Roberto Martínez, la ilusión en sus manos. Imagen: Zimbio

Entrenador de Bélgica 2018: Martínez ordenó a la época dorada del fútbol belga

Roberto Martínez tomó el timón de la selección el 3 de agosto del 2016 y un año después, el 3 de septiembre del 2017 clasificó a Bélgica al Mundial de Rusia. Con el español al mando, los belgas clasificaron fechas antes de finalizar la Eliminatoria a Rusia 2018. La presencia de Martínez cambió el rostro a una ya previsible selección que urgía rápidamente de un cambio en el timón.

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

El técnico español tuvo su comienzo como entrenador en el banco del Swansea City de Inglaterra, el equipo logró el ascenso tras proclamarse campeón de la Football League One y Martínez fue distinguido como mejor entrenador del año en la categoría por la League Managers Association's. Durante la temporada 2008-09, el Swansea se convirtió en una las revelaciones de la FA Cup, al alcanzar los octavos de final tras eliminar al vigente campeón, el Portsmouth y tras finalizar octavo en la Segunda División inglesa, se quedó a un paso de disputar los play-off de ascenso a la Premier League.

Tras tan notables actuaciones en el Swansea, despertó el interés del Wigan Athletic de la Premier League e hizo que el equipo se salvara del descenso durante tres temporadas consecutivas. Tras ello logró con el Wigan el primer gran título de su historia, al vencer en la final de la temporada 2012-13 al monstruoso Manchester United por 1-0. Pero luego el rendimiento del equipo no fue el esperado en la Premier, por lo que fue destituido en mayo del 2016.

El español tomó los mandos del equipo precisamente tras la eliminación de Bélgica ante Gales en cuartos de final en la Eurocopa de Francia de 2016 y, tras un debut con derrota ante España, ha logrado una plácida clasificación para la cita mundialista.

De hecho, Bélgica fue la primera selección europea, tras la anfitriona Rusia, en lograr su billete para el campeonato. La FIFA mantiene a los "Diablos Rojos" terceros en su ránking de selecciones, en el que a los belgas solo los superan Alemania y Brasil.

Por este logro la Real Federación Belga en mayo de este año, le amplió por dos años más (hasta el 2020) su contrato, teniendo en cuenta que en dicho año se disputará la Eurocopa.

Táctica del equipo

Aún faltan meses para el pitazo inicial de la Copa del Mundo y es posible que Roberto Martínez confíe en los mismos jugadores que ayudaron a clasificar a su primer torneo de selecciones. Entonces, si tiene a los mismos actores, el técnico también apostará por dos de sus sistemas favoritos, de hecho, los únicos que usó con en su equipo: 1-5-3-2 o 1-4-3-3.

Foto: Goal
Foto: Goal

Anga Boyata, Laurent Ciman y Thomas Vermaelen jugaron de centrales; por los costados estuvieron Thomas Meunier y Nacer Chadli. La principal virtud de los zagueros es la velocidad para anticipar, cortar las jugadas los atacantes rivales, incluso en el medio sector cuando el equipo está en faceta de ataque. Además, tienen buen dominio de balón para salir jugando desde atrás. Sin embargo, los problemas ocurren cuando los atacan directamente, les cuesta ganar en los duelos uno contra uno. Las bandas –por las proyecciones de Meunier y Chadli– quedan desprotegidas y los contrincantes aprovechan ello para hacer daño.

El apoyo de Axel Witsel es importantísimo. El volante se mete entre los centrales cuando su equipo defiende. Pero el mediocampista también es clave para los ataques rápidos, pues con un pase profundo o largo, los atacantes pueden quedar mano a mano con defensores o portero rivales. Youri Tielmas es el complemento ideal para el actual jugador del Tianjin Quanjian de China. El medio del Mónaco hace un trabajo silencioso en la recuperación y distribución. Atento a los rebotes, oportuno para cortar las conexiones entre los oponentes.

Del medio en adelante, Bélgica tiene individualidades que marcan la diferencia. Con nombres propios, Kevin de Bruyne es explosivo y veloz, capaz de superar a las defensas rivales a pura potencia. Eden Hazard tiene un repertorio abundante: regates, precisión al pasar el balón, remates de media distancia, asiste y anota. La presencia física de Romelu Lukaku intimida y no solo eso: aguanta y jala las marcas, domina los dos perfiles y el juego aéreo, genera cuando se junta con los volantes.

Ese tridente es peligroso en espacios cortos. Tocan rápido, pican al espacio, se desmarcan, tienen movilidad y los rivales no pueden tener una referencia clara de como pararlos. A ese trío se suman los laterales-volantes Thomas Meunier y Nacer Chadli para lanzar centros cuando no se puede entrar por el medio, además de Witsel o Tielmas para más opciones de descarga y entrega limpia de la pelota. Es decir, si Roberto Martínez defiende con seis hombres, cuando va al ataque envía ocho a campo contrario.

No hay que olvidar que Bélgica tiene más alternativas en todas las zonas. Si no está Thibaut Cortois puede atajar Simon Mignolet. Jan Vertonghen y Christian Kabasele en la defensa de tres o por los costados. Dries Mertens o Thorgan Hazard para el ataque por las bandas. Entre otras alternativas que de seguro se incorporarán en el camino.

Mucho ojo con Bélgica que, como dijimos al inicio, no quiere ser solo un animador en el torneo. Con más experiencia y con la idea asimilada de Martínez, los ‘Red Devils’ quieren llevarse la Copa del Mundo en Rusia. Su camino iniciará el 18 de junio ante Panamá, el 23 de junio contra Túnez y el 28 de junio ante Inglaterra.

VAVEL Logo