Joven promesa de Argentina 2018: Giovani Lo Celso, el socio ideal

El zurdo de 22 años logró acoplarse a un PSG repleto de figuras mundiales y pretende hacer lo mismo dentro de la Selección Argentina, donde apunta a convertirse en el socio de Leo Messi en Rusia 2018.

Joven promesa de Argentina 2018: Giovani Lo Celso, el socio ideal
Fotomontaje VAVELArgentina.

Si hablamos de jóvenes promesas de Rusia 2018 puede que no se encuentre su nombre dentro del ‘Top 5’, incluso si alargamos la búsqueda a los diez. En cuestión de edad, lejos está de los cuasi adolescentes de tan solo 19 años como Kylian Mbappe de Francia o Alexander-Arnold de Inglaterra –dos de los cinco jugadores más precoces de la Copa del Mundo-. Tampoco es la figurita difícil del álbum del mundial, no porque sea fácil de conseguirla, sino por el solo hecho de que no está incluido en la lista de 18 nombres elegidos por la firma Panini. Sin embargo, casi como un guiño del destino, la empresa encargada de las ‘figus’ eligió un imagen del once argentino en donde sí dice presente.    

Con 22 años, el mono o monito -así lo llaman en la intimidad- es el jugador más joven de los 23 elegidos por Argentina para disputar la competencia mundialista. Sólo le bastaron tres temporadas (su debut llegó el 19 de julio del 2015) para ser descubierto y potenciado por Coudet, pasar a manos del todopoderoso París Saint-Germain y conseguir su primer llamado para la selección mayor.

Terminó la temporada en PSG con un porcentaje de pases acertados superior al 90% en 44 partidos jugados

Nacido como un enganche clásico, Giovani Lo Celso, el joven en cuestión, no tardó en conquistar el corazón de los hinchas de Rosario Central, el club de sus amores. Su juego simple y elegante llevó a que una larga lista de clubes de elite pusieran los ojos sobre él, para que finalmente fuera el PSG quien se hiciera con su pase a cambio de unos 10 millones de euros.

Llegó a París en verano del 2017 y la ciudad del amor no le quedó para nada grade. Todo lo contrario, hasta un expresidente de Francia quedó encantado con su zurda. "Adoro a Lo Celso, es realmente un jugador al que hay que seguir de cerca", tiró Nicolás Sarkozy.

Poco a poco, y sin llamar demasiado la atención, logró convertirse en un miembro importante en un plantel parisino repleto de figuras. A pesar de llegar como enlace, Gio entendió que para jugar en Europa debía convertirse en un volante interior y de esa manera se ganó la confianza de su entrenador Unai Emery, quien  hasta lo utilizó, sorpresivamente, de doble cinco en el trascendental partido ante Real Madrid por Champions League.

Lo Celso y Messi, una sociedad que puede dar frutos.
Lo Celso y Messi, una sociedad que puede dar frutos. Foto: gettyimages

Sus buenas actuaciones llevaron a que Jorge Sampaoli colocara sus ojos en él y la primera convocatoria a la seleccionado mayor del ex jugador canalla llegó en noviembre de 2017 para los encuentros amistosos ante Rusia y Nigeria.

El entrenador sabía que necesitaba conseguir un jugador que fuera la mano derecha de Messi. ‘Don Sampa’ tomó nota, o al menos dio señales de hacerlo, y entendió que el joven jugador del PSG podía ser una solución. "Para nosotros será determinante encontrar vínculos dentro de la cancha para Messi. Lo que tiene Gio [Lo Celso] es que puede establecer un vínculo con Leo dentro del campo de juego", afirmó previo al choque ante el seleccionado anfitrión del mundial.

Sampaoli: "Lo Celso puede establecer un vínculo con Messi dentro del campo de juego"

Los amistosos previos a la Copa del Mundo mostraron que la inclusión de Lo Celso logró llenar un espacio vacío en la Selección Argentina: el de socio de Messi; un lugar que había quedado vacante tras la partida de Fernando Gago, a quien el propio Lio señaló varias veces como su socio ideal.

Las similitudes con el volante de Boca Juniors pueden parecer lejanas, pero el nacido en el 96 no solo se adaptó a un nuevo puesto tras su llegada el fútbol europeo, sino que también le agregó quite a su juego. Durante los 40 partidos jugados en Ligue 1 y Champions League, Lo Celso logró cortar 25 pases -cuenta con un promedio de intercepciones del 0.6 por partido-, tres menos que Rabiot y Verratti, los volantes centrales del equipo parisino. Mientras que en la parte ofensiva, el rosarino pudo marcar cinco goles y asistir en cuatro ocasiones.   

Sampaoli sabe que para que la acciones del #TeamMessi paguen en bolsa, su equipo no debe esperar todo el tiempo a que Lio sea el argumento definitorio, debe entregarle soluciones y no hacerlo trabajar de más. Ahí es donde deberá entra en acción el jugador más joven del plantel albiceleste. La promesa de sociedad está, ahora solo queda desplegarla en suelo ruso.