Irán sumó de a tres con una burrada sobre la hora

El seleccionado de Asia logró romper la paridad inicial en el minuto 94 a pesar de haber hecho un mal papel en un encuentro entretenido. Ganó 1-0 con gol de Bouhaddouz en contra, consiguió su segunda victoria en un Mundial, y ahora enfrentará a España.

Irán sumó de a tres con una burrada sobre la hora
Taremi sale festejando el gol en contra sobre la hora. Foto: FIFA
Marruecos
0 1
Irán
Marruecos: Munir; N. Amrabat (75' S. Amrabat), Benatia, Saiss, Hakimi; Bousspufa, Ziyech, El Ahmadi, Harit (81' da Costa), Belhanda; El Kaabi (76' Bouhaddouz). DT: H. Renard.
Irán: Safar; Ansarifard, Rezaeian, Cheshmi, Pouraliganji; Jahanbakhsh (83' Ghoddos), Ebrahimi (79' Hosseini), Haj Safi, Shojaei (67' Taremi), Amiri; Azmoun.
MARCADOR: 0-1, min 94, Bouhaddouz (C).
ÁRBITRO: Cüneyt Çakir (TUR). Amonetados: 9' Shojaei (IRA), 33' El Ahmadi (MAR), 46' Jahanbakhsh (IRA), 91' Ansarifard.
INCIDENCIAS: Zenit Arena, San Petersburgo.

Desde la previa, el partido débil del Grupo B era Marruecos frente a Irán, y cuando un ve el nombre de los protagonistas y el resultado, se imagina que el partido fue aburrido. Pero no fue tan así. Ambos brindaron un lindo acto, con algunas emociones, y con un golpe final: el gol de Irán en el tiempo adicional.

El trámite del partido fue muy parejo, más allá de que Marruecos parecía ser favorito en este encuentro. Y vaya que lo fue durante los primeros 20 minutos de juego. Con un equipo bien ordenado, que proponía desde la posesión, se hizo ancho en la cancha con Amrabat y Hakimi por las bandas, manejando la pelota con los centrales Benatia y Saiss, y con buen dominio colectivo entre Belhanda, Boussoufa y El Ahmadi. Tuvo dos situaciones claras de gol en ese lapso de tiempo, un remate desviado del delantero centro El Kaabi, que salió desviado, y luego dos rebotes que capturaron Benatia y Belhanda pero no fueron fructíferos. El partido era todo rojo, bastante entretenido por lo que proponía Marruecos.

Pero tras los 20 minutos iniciales, Irán consiguió un contragolpe que manejó muy mal en los pies del 10, Karim. A pesar de ello, esto le sirvió a la selección asiática para levantar cabeza y empezar a hacer que el partido sea jugado por los dos. Desde ese momento comenzó otro encuentro, en el cual Marruecos bajó su productividad, y no la recuperaría en todo el partido. Mientras tanto, Irán se componía de a pedacitos e iba logrando desestabilizar a “Los Leones del Atlas”. Lo mejor de los asiáticos se vio cuando recuperó la pelota y salió rápido de contragolpe, ante un Marruecos mal ordenado. Se preparó para esto, y lo logró. Con una línea de cuatro defensores en el fondo, seguida de cinco volantes y un delantero, “Los Príncipes de Persia” se resguardaron cerca de su arco y aprovecharon la velocidad para salir a contragolpear.

Tras una falta de un defensor marroquí en el minuto 94, que ocasionó una falta del lado izquierdo de la ofensiva iraní, llegó el cobro de la infracción que finalizó en una palomita de Bouhaddouz, pero contra su propia meta, lo que le dio la victoria a Irán por 1-0. Podríamos decir que tenemos la burrada del Mundial, pero esto recién comienza.

Irán se estabiliza en el Grupo B con tres puntos necesarios si quiere soñar con una clasificación milagrosa a octavos de final, mientras que para Marruecos estará todo más difícil, ya que debe ganar al menos uno ante España o Portugal. Los iraníes enfrentarán a los españoles el próximo miércoles desde las 15 horas (Argentina) en Kazán, mientras que Marruecos se las verá con Portugal el mismo día desde las 9 (hora argentina) en el estadio Luzhniki de Moscú.