Una final complicada

Se cumplen 18 años de aquel empate 2 a 2 entre Boca y Palmeiras, por el partido de ida de la final de la Copa Libertadores 2000. El Xeneize debía esperar el partido de vuelta, jugado en el Morumbí.

Una final complicada
Rodolfo Arruabarrena, convirtió los dos goles de Boca esa noche. Foto: Clarín..

El 14 de junio, pero del año 2000, Boca Juniors recibía a Palmeiras en La Bombonera. El encuentro correspondía a la ida de la final de la Copa Libertadores, otra vez un equipo de Brasil en el camino del Xeneize. Los dirigidos por Carlos Bianchi igualaron 2 a 2, lo que para muchos no parecía un buen resultado, ya que debían definir la serie nada menos que en el Morumbí.

El partido se abría recien a los 21 minutos del primer tiempo, Juan Román Riquelme recibía, daba el pase para Antonio Barijho, quien vio a un compañero para que meta el centro. La pelota cayó justo al corazón del área, donde Sebastián Battaglia la metió de cabeza y de la misma manera, con un cabezazo, apareció Rodolfo Arruabarrena para poner el primer gol de Boca. Sobre el final, a los 43, un tiro libre a favor del conjunto visitante. El envío fue justo hacía Pena, que saltó muy bien y la peinó, poniendo el empate. Palmeiras iba a tener una más, un ataque en profundidad que terminó en remate, pero Oscar Córdoba tapaba.

En el complemento, a los 16 minutos, el Xeneize volvía a ponerse en ventaja. Tras un tiro de esquina ejecutado por Guillermo Barros Schelotto, despejaban, la pelota quedaba viva, volvían a envíar un centro, peinó Rodolfo Arruabarrena, Jorge Bermúdez remató, y el Vasco la empujaba. A los 27, Euller recibía un gran pase, se acomodó y metió un disparo cruzado, así igualaba nuevamente el partido, terminaría siendo el resultado definitivo. A pesar de eso, Boca levantaba la Copa en Brasil.

El equipo formó de la siguiente manera: Oscar Córdoba; Hugo Ibarra, Jorge Bermúdez, Walter Samuel, Rodolfo Arruabarrena; Sebastián Battaglia, Cristian Traverso, Gustavo Barros Schelotto, Juan Román Riquelme; Christian Giménez, Antonio Barijho.