Otro candidato que no suma de a tres

En el cierre de la jornada del domingo, Brasil igualó por 1-1 ante Suiza con goles de Philippe Coutinho y Steven Zuber. El seleccionado pentacampeón no mostró un gran nivel y Neymar, abanderado de la 'Verdeamarela', tuvo un nivel de mayor a menor.

Otro candidato que no suma de a tres
Neymar no tuvo un gran nivel en la primera fecha del Mundial | Foto: TyC Sports
Brasil
1 1
Suiza
Brasil: Alisson; Danilo, Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Casemiro (Fernandinho, m.59), Paulinho (Renato Augusto, m.67); William, Coutinho, Neymar; y Gabriel Jesús (Firmino, m.78).
Suiza: Sommer; Lichtsteiner (Lang, m.86), Schar, Akanji, Ricardo Rodríguez; Behrami (Zakaria, m.70), Xhaka, Zuber; Shaquiri, Seferovic (Embolo, m.79) y Dzemaili.
MARCADOR: 1-0, min.20, Coutinho. 1-1, min.50, Zuber.
ÁRBITRO: César Arturo Ramos (México)

Luego del primer partido que disputaron Costa Rica y Serbia por la mañana, llegó el turno de Suiza y Brasil, una de las selecciones que llegó a Rusia como candidata. Sin embargo, el cierre de la primera jornada por el Grupo E finalizó con un empate por 1-1 con los goles de Philippe Coutinho y Steven Zuber.

Con la victoria del seleccionado serbio y el batacazo de México ante Alemania, Brasil marcó el cierre de la jornada del domingo ante el combinado helvético. Candidatos como España, Argentina o el último campeón no pudieron sumar de a tres, y en este encuentro no sería la excepción. Los dirigidos por Tite que habían arrasado en las Eliminatorias no pudieron dominar el partido con absoluta totalidad.

Los primeros veinticinco minutos de partido fueron una función para la ‘Verdeamarela’ donde las miradas se posaron en Neymar como abanderado, aunque el astro de PSG estuvo con un nivel muy bajo en gran parte del cotejo. Durante este lapso, llegó el gol que los puso en ventaja momentáneamente a través de Coutinho. La jugada había comenzado con Willian, un rebote le quedó al jugador de Barcelona que aprovechó el regalo y con un terrible derechazo afuera del área puso el marcador a favor del pentacampeón.

Foto: TVN Noticias
Foto: TVN Noticias

Con el 1-0 a favor, Brasil manejó el partido con paciencia y jugando con la intranquilidad del rival. El ritmo se apaciguó y el conjunto sudamericano pudo controlarlo a pesar de sus defectos. Una defensa sólida y la absoluta tranquilidad fueron los factores que fueron primordiales para que la primera parte culmine el resultado a favor del seleccionado brasileño.

En el segundo tiempo, el trámite cambiaba a los pocos minutos ya que Zuber emparejaba la situación. Tiro de esquina ejecutado por Xherdan Xhaqiri, la figura de Suiza, y allí apareció el volante que milita actualmente en el fútbol alemán, con un cabezazo que nada pudo hacer el arquero Alisson.

Foto: AFP
Foto: AFP

A partir del gol que puso el empate momentáneo, la intensidad comenzó a acrecentarse por parte de los europeos. Brasil esperaba las apariciones de Neymar, así como Portugal hizo lo mismo con Cristiano Ronaldo y Argentina con Lionel Messi. El nivel del ex Santos y Barcelona no fue el esperado y el protagonismo pasó a estar del lado de Coutinho, quien fue el conductor en muchas jugadas.

Brasil siguió, insistió y avanzó con la intención de conseguir el gol de la victoria. El nivel grupal fue disminuyendo a pesar de tener un juego definido, y las esperanzas provenían por algún desequilibrio individual. Así fue como se dieron algunos cambios en las posiciones. Marcelo estuvo muy adelantado y se hizo presente por varios sectores del campo de juego.

Con el correr de los minutos empezaron a llegar los cambios, Tite mandó a la cancha a Fernandinho, Renato Augusto y Roberto Firmino. La desesperación fue otra de las protagonistas y sobre el final, pesó en la definición de muchas jugadas. Suiza aguantó el resultado con un sistema pragmático, y buscó el arco rival en alguna que otra ocasión aunque las fallas principales se dieron en el último pase.

El marcador no pudo modificarse y se repartieron puntos en lo que fue uno de los primeros partidos del grupo. Al igual que otros de los candidatos, Brasil no pudo desplegar el fútbol que los colocó en esta cita mundialista. Con el reparto de puntos ante Suiza, el equipo dirigido por Tite ya piensa en el próximo partido que será dentro de cinco días ante Costa Rica, mientras que el seleccionado helvético se enfrentará ante Serbia, único puntero del Grupo E.