Bélgica arrancó con una goleada su camino mundialista

Bélgica arrancó con una goleada su camino mundialista

El conjunto dirigido por Roberto Martínez tuvo una segunda mitad letal y vapuleó 3 a 0 a Panamá en el inicio del Grupo G. Romelu Lukaku, en dos ocasiones, y Dries Mertens anotaron los goles.

juani-alburquerque
Juani Alburquerque

En el comienzo del Grupo G, Bélgica tuvo un debut deseado en el Mundial de Rusia este lunes y le ganó 3 a 0 a Panamá con goles de Romelu Lukaku, en dos ocasiones, y Dries Mertens.

El partido comenzó con un andar irregular de Panamá, quien buscó mediante centros largos una aproximación ofensiva, pero Bélgica recuperó rápido la pelota y tuvo en Romelu Lukaku la gran chance de abrir el marcador con apenas 40 segundos. Con la posesión del balón, los Diablos Rojos buscaban abrir la cancha y de esa manera llegar al gol. Pero los Canaleros se encontraban firmes en los primeros instantes. Bélgica poco a poco empezó a encajonar a su rival con constantes ataques por el costado izquierdo, donde Kevin de Bruyne, Eden Hazard y Yannick Carrasco metían miedo. Justamente éste último tuvo la primer chance neta de gol con un disparo en soledad que contuvo bien Jaime Penedo. Al minuto, una jugada individual de Hazard, en la cual desparramó a varios panameños, dejó a Dries Mertens sólo en el costado derecho, quien remató pero nuevamente Penedo respondió mandando el balón al córner.

Ya con diez minutos, se empezó a ver aún más el predominio de los dirigidos por Roberto Martínez. Tenía acorralado a los centroamericanos en su espacio, mientras que los europeos tenían a todos sus jugadores de campo en territorio adversario. El gol era cuestión de buena puntería. A los 11 minutos llegó otro aviso. Torres dejó corto un pase al arquero y Eden Hazard se avivó e interceptó el pase, pero sin ángulo su tiro se fue al lado del palo bien defendido por Penedo. Panamá, por otra parte, buscaba chance de gol por medio de pelotazos. En una de ellas, logró sacarle tarjeta amarilla a Thomas Meunier y un tiro libre, pero la acción quedó en la nada.

Pasaban los minutos y Panamá consiguió solidez defensiva y se animó a jugar en campo rival. De Bruyne no lograba gravitar y Bélgica lo sentía. Pero en una jugada rápida desde un córner otra vez el atacante del Nápoli, Dries Mertens, casi anota pero su tiro pegó en el costado de afuera de la red. Llegados los 20 minutos, un quite  y posterior pase al área chica de de Bruyne hizo que Torres se exigiera para que Lukaku no meta el primer tanto. En el minuto 23, hubo una acción de ida y vuelta: primero los centroamericanos lograron bombardear el área con un par de centros peligrosos, pero los centrales belgas respondieron bien. En la siguiente jugada, los europeos quedaron con mayoría de jugadores pero no resolvió bien la jugada y se esfumó en un tiro de esquina.

Los minutos pasaban y, a pesar de contar con la posesión, Bélgica no lograba destruir la defensa panameña. Recién en el minuto 37, Hazard logró inquietar a Penedo con una jugada individual que el guardameta resolvió con solvencia mandando la pelota al córner. A los 39 de la primera mitad, Mertens metió un pase entre los centrales para Lukaku y nuevamente Penedo volvió a ganar el duelo. Armando Cooper, aquel volante que se desempeñó en Godoy Cruz, tuvo un remate desde afuera del área que no inquieto a Thibaut Courtais. Los minutos transcurrieron sin acciones de peligro y eso mandó a ambas selecciones al entretiempo empatando 0 a 0.

En el complemento, todo empezó a verse mejor para Bélgica. Luego de un rechazo de Torres, Dries Mertens metió una bella volea que se clavó en el costado derecho del arco de Penedo para poner 1 a 0 y hacer delirar a todo los hinchas presentes en el Fisht Stadium. Los minutos posteriores mostró a los Canaleros muy desesperados por ir en busca del empate, mientras que los Diablos Rojos comenzaron a demostrar tranquilidad ante todo.

Comenzó a patear más seguido al arco y todo hacía prever que vendría una segunda conquista dentro de poco. Murillo, tras un buen pase de media distancia, casi empató a los siete del segundo tiempo, pero apareció la jerarquía de Courtois para mandar el balón al tiro de esquina. La impotencia empezó a verse reflejado en los panameños, que se empezaron a ganar tarjetas por quejas ante el árbitro del partido. Pese a tener un clima favorable, Bélgica no lograba sentenciar el juego. Sufría nuevamente por medio de Barcenas, quien intentó sorprender con un tiro de lejos.

Llegados los 15 minutos, Bélgica metía a su adversario en el arco. Hernán Darío Bolillo Gómez metía cambios para tratar de volver a emparejar el juego. Con 20 minutos, De Bruyne siguió desperdiciando tiros libres cerca de la portería, ennegreciendo aún más su actuación. Se arribó a la mitad del complemento y Bélgica seguía indeciso por un lado; mientras que Panamá mostraba signos de cansancio y pegaba más de lo que jugaba. Y eso tuvo su consecuencia. Hazard encaró por el lado izquierdo, descargó para De Bruyne, quien le metió un centro preciso a la cabeza de Lukaku, quien no falló y puso el 2 a 0 para los europeos.

Pasaban los minutos y la hegemonía de los Diablos Rojos tuvo un nuevo golpe: Cortó Verthogen, agarró la pelota Axel Witsel, se la pasó a Hazard, quien encaminó una contra rápida. Él vio a Lukaku que quedaba libre y le filtró un pase al hueco y el centrodelantero del Manchester United no se achicó ante la salida de Penedo y metió el 3-0 que ya sonaba a goleada.

Los minutos pasaron y sólo quedó para ver cómo los Canaleros se animaban a ir por un gol ante su rival. También hubo una infracción de Kevin De Bruyne sobre un jugador panameño que mereció la tarjeta roja, pero el referí solo le sacó la cartulina amarilla.

Fue final y victoria 3 a 0 para Bélgica, que inicia el camino en la Copa del Mundo con una victoria y deja atrás los fantasmas de una posible sorpresa ante estos centroamericanos. Ganó y ahora buscará seguir de la misma manera el 23 de junio en el horario de las 9 ante Túnez, mientras que Panamá se enfrentará al otro plato fuerte del grupo, Inglaterra, el 24 a partir de las 9 horas.

VAVEL Logo