Otro golpe al favoritismo

Con goles de Cionek en contra y Niang, Senegal venció por 2-1 a Polonia y consiguió la victoria en su primer partido del Mundial. Krychowiak descontó para el seleccionado polaco que se ubica en las últimas posiciones del grupo junto a Colombia.

Otro golpe al favoritismo
Festejo senegalés, uno de los punteros del Grupo H | Foto: Getty Images
Polonia
1 2
Senegal

Con la gran sorpresa que se dio en el primer turno entre Japón y Colombia, Senegal acompañó al seleccionado asiático en romper los favoritismos tras haber ganado por 2-1 a Polonia. Dos partidos que quebraron los pronósticos y que colocan a los cafeteros y polacos en las últimas posiciones del Grupo H.

El partido comenzó con una mejor imagen del seleccionado europeo, donde llegaban seguido al arco rival debido a las sociedades que se daban por los costados. La tenencia se inclinó para el conjunto polaco y ante esta situación, Senegal apostó por un juego directo, donde recurrieron a la agilidad y al contragolpe.

Dos estilos completamente diferentes en el campo de juego. Polonia intentó ser un equipo sólido mediante el armado de juego y los toques constantes mientras que el rival mostró un juego rápido utilizando la destreza como una de sus armas fundamentales al momento de atacar.

Además de este sistema, Senegal utilizó algunas marcas personales ya que la intención fue que los volantes más creativos como Grzegorz Krychowiak y Piotr Zielinski no fueran partícipes del juego. Los dirigidos por Adam Nawalka tuvieron sus aproximaciones aunque no fueron muy claras. A pesar de tener más del 60% de posesión, la primera parte culminó con el resultado a favor de los africanos.

En el minuto 37, la jugada había comenzado con M'Baye Niang, en la cual no se mostraban señales de peligro. La pelota le quedó a Idrissa Gueye quien remató al arco a metros del área y se desvió en Thiago Cionek. Con un simple error en la defensa europea, el primer tiempo finalizaba con la ventaja para el seleccionado senegalés.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

En el complemento, Polonia intentó cambiar el panorama que se daba en suelo ruso. Robert Lewandowski quien no había tenido muchas apariciones y no rendía según lo esperado, tuvo la primera ocasión mediante un tiro libre muy cerca del área. El esquema pasaba a modificarse con 3 defensores y Lucas Piszczek se soltaba unos metros más adelante para tener más llegada al arco rival.

Transcurría el minuto 15 y otra vez, los errores de Polonia le regalaban otro gol a Senegal. En una jugada que tuvo varios rechazos de la defensa africana, desde el círculo central se dio un pase hacia atrás por parte del equipo polaco. Niang aprovechó el descuido de los rivales, la salida del arquero Szczesny y con un gran cambio en velocidad, solo empujó la pelota para marcar el 2-0.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Polonia sintió el impacto. Tras el segundo gol, el desorden comenzó a gravitar en el campo de juego, los pases eran cada vez más erráticos y las llegadas culminaban en cualquier parte. Milik, el actual delantero de Nápoli, tuvo la chance de descontar pero el marcador continuaba sin moverse. Finalmente, a los 46’ de la segunda parte llegó el gol del seleccionado polaco mediante la pelota parada, uno de los tantos que se dieron en este Mundial por esa vía. Cabezazo de Grzegorz Krychowiak en el área y el nerviosismo empezaba a actuar sobre el final del partido.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Con los tres minutos restantes por jugar, el seleccionado polaco fue en busca del punto pero Senegal solamente aguantó durante los 180 segundos restantes para quedar en la cima ante el conjunto Nipón, justamente el próximo rival por la segunda fecha que será dentro de cinco días. Mientras que Polonia se enfrentará ante Colombia, dos selecciones que buscarán obtener sus primeros puntos en esta Copa del Mundo.