Se viene el campeonato económico

Con el receso de invierno debido al Mundial de Rusia 2018 y con el mercado de pases abierto para las transacciones, en Estudiantes la dirigencia comenzó a construir el plantel de cara al campeonato que se asoma post mundial. En relación al año anterior todo cambiará: cuerpo técnico, jugadores y presupuesto.

Se viene el campeonato económico
Foto: Archivo

Dirigentes del club como AlayesVerón le dejaron en claro a los hinchas que el próximo campeonato será el famoso campeonato económico. Las cuentas se reducirán fuertemente, al igual que los salarios de los futbolistas y las inversiones en el mercado de pases, donde Estudiantes no gastará. La institución albirroja pasó al modo gasolero.

Ya sin Bernardi ni su cuerpo técnico, quienes se harán cargo del plantel son Leandro Benítez, Juan Krupoviesa y compañía, quienes venían trabajando en Reserva y en la séptima división, en el caso del tucumano. Es este el punto número uno de la reducción salarial. Si bien el nuevo cuerpo técnico no tendrá los mismos ingresos que en semestre pasado, será inferior a la suma que recibía el anterior cuerpo técnico.

Por el lado del plantel, la cantidad de contratos también se reducirá fuertemente. Quienes no tendrán rodaje el próximo campeonato deberán buscarse club, principalmente los juveniles que arrancarán desde atrás como Leonardo Areal y Facundo Bruera. A su vez, muchos jugadores que finalizaron el campeonato anterior en el primer equipo dejarán el club. Lucas Melano, Sebastián Dubarbier, Lucas Diarte, Christian Aleman, y Marco Borgnino ya están fuera del club y aún resta definir si Lugüercio, Desábato y Braña renovarán sus contratos. El Chapu es quien más cerca está de arreglar su continuidad, mientras que el Chavo deberá decidir si se retira del fútbol o continua seis meses más. La idea es que el plantel de primera se complete con jugadores de la cantera.

Toda esta reducción se debe a la finalización del nuevo estadio de 1 y 57, y el último crédito de cinco millones de dólares que obtuvo Estudiantes. ¿Pero por qué el Pincha recorta el plantel si ya tiene la plata? Porque el banco Itaú, para realizar el préstamo, exigía que se garantice la finalización de la obra, por lo que Estudiantes debe poner de su bolsillo los tres millones de dólares que faltan para tener un estadio jugable.